El Mañana de Nuevo Laredo

9 junio, 2020

Laredo, Texas: Papá lesiona a bebé de 5 semanas; está grave


Alberto Esuebio Sánchez es buscado por agitar severamente a su bebé de solo cinco semanas de nacido,
Gilberto Eusebio González es buscado por agitar severamente a su bebé de solo cinco semanas de nacido. Foto: Especial


Si usted ve a Gilberto Eusebio González, por favor telefonear a número 727-TIPS

Por Redacción


Compartir esta publicación

Un bebé de cinco semanas de nacido está muy grave, posiblemente con lesión cerebral, porque el papá lo agitó severamente, se busca a Gilberto Eusebio González, de 25 años de edad, quien huyó en un auto Nissan Versa, color plata.

El nenito fue llevado a un hospital infantil en Corpus Christi, severamente lesionado, con síndrome del niño sacudido, la Policía de Laredo busca a González, con 2 cargos de lesión grave a un niño, grado 1.

De la Sala de Emergencias de un hospital local, reportaron en esa fecha, el ingreso del niño en muy malas condiciones, visiblemente afectado, por tal síndrome.

TE PUEDE INTERESAR: COVID-19: Reportan 26 nuevos casos en Laredo, Texas

En el hospital Driscoll de aquel puerto texano, confirmaron la sospecha de los médicos laredenses.

Si usted ve a Gilberto Eusebio González, por favor telefonear a número 727-TIPS del programa de recompensas Laredo Crime Stoppers, o bien, directamente a la policía de Laredo (956) 795-2800.

Los detectives policiacos de la Unidad de Investigaciones Especiales (SIU) de la agencia local, buscan a Gilberto Eusebio González, quien suele frecuentar un domicilio en la cuadra 2 de la calle González, barrio Siete Viejo, junto al arroyo Zacate, esto en la región central de Laredo.

Y también se queda o visita otra vivienda en la cuadra 42 de Toluca, entre las colonas Los Presidentes e Independence Hills, al este-sureste de Laredo.
Tal síndrome es una lesión cerebral severa provocada por sacudir intensamente a un bebé o niño pequeño.

Generalmente ocurre cuando un padre o la persona a cargo sacude con intensidad a un niño por frustración o enojo, a menudo porque el niño no para de llorar.

El resultado puede ser el daño cerebral permanente o la muerte.
Los síntomas incluyen irritabilidad, dificultad para permanecer despierto, convulsiones, respiración anormal, mala alimentación, hematomas y vómitos.

El tratamiento puede variar según las complicaciones relacionadas con el síndrome del bebé sacudido.

En casos poco frecuentes, se puede necesitar apoyo respiratorio o cirugía para detener el sangrado en el cerebro.


Compartir esta publicación

Laredo Texas


Más noticias