El Mañana

domingo, 15 de septiembre de 2019

Cultura 5 septiembre, 2019

Breve viaje por la historia de la cultura del siglo XX

Galería kurimanzutto de Ciudad de México expone 'Horas de museo', del colombiano Gabriel Sierra con piezas que marcaron una renovación artística el siglo pasado

ELPAIS

4200

Por elpais

Una novela inacabada y un sueño sobre esa novela son el origen de la exposición Horas de museo, que el artista colombiano Gabriel Sierra (San Juan Nepomuceno, 1975) exhibe en la galería kurimanzutto de Ciudad de México. El proyecto presenta piezas de arquitectura, carpintería, diseño y referencias a obras cinematográficas que marcaron un cambio de pensamiento en el siglo XX, entre ellas muebles del arquitecto modernista húngaro Marcel Breuer, uno de los hijos de la célebre Escuela Bauhaus, la institución que revolucionó el arte el pasado siglo. El nombre de la exposición hace referencia a la experiencia del público dentro del espacio físico de una galería y las sensaciones que despiertan las obras que se exponen. “Celebra ese momento en que una persona va a una exhibición”, confirma Sierra.

Durante diez años Sierra ha trabajado en la escritura de una novela —titulada Siete cavernas— sobre la vida de un artista que sufre una enfermedad neurológica que le hace difícil percibir el tiempo de forma cronológica. La novela, cuenta Sierra, es un viaje por la historia de la cultura del siglo XX. Aunque aún no ha terminado el relato —“si me siento a escribir unos meses es seguro que la termino”, dice—, decidió que debería hacer la exposición sobre los personajes del libro a partir de un sueño en el que se vio montando la exhibición. “Los sueños no se pueden interpretar, pero sí representar”, asegura el artista.

A partir del 5 de septiembre el público puede formar parte de este breve viaje por objetos que representaron un momento de transición en la arquitectura y el arte del siglo pasado. Una de las principales obras de la exposición es la recreación, a partir de letras y números que han sido construidos en papel de lija —que provienen de la colección alfabetos mágicos del tipógrafo Bruno Burry— de una escena de la aclamada —y escalofriante— película El Bebé de Rosemary, del director polaco Roman Polanski y protagonizada por Mia Farrow. Sierra afirma que esta película “marca el final de la época hippie”. También se aprecia la Slatted Chair, la famosa silla de listones diseñada por Breuer y que, según Sierra, establecieron una transición en la idea del confort. En su novela, uno de los personajes, un psiquiatra, encarga una silla de estas adaptada a su baja estatura. Del arquitecto italiano Fernandino Cortina se presenta una re edición de sus bancas de audición —“muy incómodas”, acota Sierra—, que después de formar parte de una sala de ensayos de una academia en Alemania pasaron a ocupar un espacio en la sala de quejas de una fábrica de botellas. Y la obra que le da título a la exposición está compuesta por siete overoles pintados con los colores relacionados a los planetas que se podían percibir sin necesidad de instrumentos en el periodo helenístico y que dieron nombres a los días de la semana.

“Soy una especie de curador. Invito a artistas a hacer una exhibición”, explica Sierra durante una muestra de la exposición para periodistas organizada por la galería kurimanzutto. “La muestra presenta trabajos que podrían situarse entre la tradición modernista de occidente, y los ecos de las circunstancias políticas directamente asociadas con problemas del arte conceptual”, explican desde la galería.

“Las piezas de la muestra comparten un cuestionamiento similar: la representación o interpretación de los sueños y de cómo un objeto puede ser testigo de un momento específico de la cultura”.

A sus 44 años Gabriel Sierra es uno de los más destacados artistas colombianos de arte contemporáneo. Tras realizar estudios de diseño industrial en la bogotana Universidad Jorge Tadeo Lozano, ha hecho residencias artísticas en Francia, Estados Unidos y Reino Unido. Su obra está relacionada al diseño y los espacios arquitectónicos y cómo estos, en palabras de la crítica Julia Buenaventura, nos guían, encasillan, colocan límites y nos imponen reglas. Sierra ha expuesto en el Scullpture Center, de Nueva York; la Renaissance Society, de Chicago; o en el centro de arte contemporáneo Peephole, de Milán. En México ya había presentado su exposición ggaabbrriieell ssiieerrrraa en 2013, también en la galería kurimanzutto, donde desde este jueves y hasta el 12 de octubre el público podrá relacionarse con su personal representación de un sueño en Horas de museo.