El Mañana

jueves, 23 de mayo de 2019

Escena 13 mayo, 2019

‘Bronco’, la serie, no tendrá momentos oscuros

4200

Por HORA CERO

La bioserie del grupo “Bronco” no tendrá momentos oscuros, aunque se verá a un representante abusador, así como la manera en que Lupe Esparza y Ramiro Delgado, dos de sus integrantes que ahora están en disputa, se conocieron e integraron a la banda.

Eso dice Luis Alberti (Carmín tropical), quien dará vida al cantante de “Que no quede huella”, a lo largo de los 13 episodios que abarcarán cuatro décadas en la vida del grupo regiomontano.

“No hay lados oscuros y es lo padre, a todos nos conecta y nos pone en una onda que es más bien creativa, amorosa, luminosa. Sí hay un representante que los mete en problema, que no es tan leal, pero ellos realmente lo único que querían era que su música se conociera.

“También es ver cómo fue que Ramiro llegó, cómo era esa relación que ahora está tronando”,.

Bronco, título de la serie actualmente en grabaciones con Max Zunino (Los bañistas) en la dirección, está basada en el libro Cicatrices de un corazón, Bronco, escrito por el propio Esparza.

El mes pasado Ramiro Delgado informó de malos manejos en el dinero del grupo y Lupe aseguró no saber a qué se refería su compañero. Las cosas se encuentran ahora viéndose entre abogados.

La producción tiene en su elenco a Yigael Yadin en el papel de Choche, Baltimore Beltrán en el de Javier; Raúl Sandoval como Ramiro y Pablo Astiazarán, como Erik.

La sorpresa. “¡Qué raro que vayas a ser tú”, dijo Lupe Esparza al Alberti, cuando supo que este último lo interpretaría en una serie televisiva.

“Estás como muy guapo y finito ¿no?”, bromeó el intérprete “El sheriff de chocolate”.

Alberti había sido elegido para darle vida al artista regiomontano, a través de casting.

El histrión, comentó, había subido en un mes siete kilos y sometido a bronceados para dar mayor veracidad al personaje.

“Lo preparé, más que investigando la vida de él, escuchando las canciones, deduciendo de ellas su manera de pensar y sentir”, reflexiona el actor.

“Hay una cosa que le escuché decir y fue que los amores más profundos suceden en la adolescencia y son lo que nunca se realizaron. Y cuando él era joven vivía tal discriminación que sentía que nadie lo iba a voltear a ver y por eso aprendió a tocar la guitarra para tener cierta popularidad”.

Recuerda que de niño, mientras iba en carretera a vacacionar, su mamá ponía canciones de Bronco para pasar el rato.