El Mañana

sábado, 19 de enero de 2019

Nuevo Laredo 15 enero, 2019

Brote de influenza; declaran emergencia

Vacunarse, lavarse las manos y evitar saludar de beso o el contado directo, son las medidas que debe adoptar la población para evitar el contagio

4200

Por Emma Treviño

La influenza se esparce rápidamente por todo el Estado y ya cobró la vida de seis personas. El último caso ocurrió en Tampico, pero los cambios bruscos de temperatura, la falta de higiene y no vacunarse son comunes en la frontera, especialmente en Nuevo Laredo.

Por ahora, toda la entidad se halla en estado de alerta, pues en lo que va de la temporada invernal ya se han registrado mil 033 casos, con seis víctimas, todos ellos adultos, con enfermedades crónicas o graves y que decidieron no vacunarse.

Contener el brote de influenza AH1N1 u otras mutuaciones o cepas, no es complicado. Basta con vacunarse, lavarse las manos y no exponerse a los cambios bruscos de temperatura.

Aquellos que sufren enfermedades crónicas, como cáncer, diabetes, hipertensión, VIH y tuberculosis, adultos mayores y niños, son los más propensos ante el virus que es muy agresivo.

“Acabamos de tener una reunión virtual con el doctor Alejandro García Barrientos, donde nos mostró un panorama epidemiológico sobre la situación de las infecciones respiratorias agudas y la presencia de influenza en el Estado. Nos han reportado la muerte de seis personas, ninguna de ellas es de Nuevo Laredo, debido a dos datos y características muy importantes: el primero es que los pacientes con antecedentes de que no se habían vacunado y la otra es que son pacientes crónicos”, expresó Francisco Mejía Barrientos, coordinador de Servicios de Salud de la Jurisdicción Sanitaria No. 5.

En Nuevo Laredo existe una cobertura de 60 mil dosis, pero se cuenta con el suficiente biológico para seguir inmunizado a la población que no cuente con esta vacuna, que es vital para las personas, como mecanismo de protección.

Destacó que los grupos más vulnerables son las personas de la tercera edad con enfermedades con el sistema inmune deprimido como son pacientes oncológicos, diabéticos, hipertensos, con dislipidemia (trastornos hormonales), VIH, tuberculosis y asmáticos, entre otros.

“Aquí las personas que fallecieron eran adultos, pero lo que tenemos que hacer es énfasis en las causas, ya que esta enfermedad está en el Estado y nosotros tenemos que levantar la guardia y seguir implementando estrategias para no tener defunciones y los menos casos que podamos tener de influenza mediante la promoción y la difusión de qué es la influenza, de cómo se trasmite y se previene, esto es lo básico, después la vacunación y los adultos mayores”, añadió Mejía Barrientos.

Destacó que se giraron instrucciones a todo el personal de salud para seguir con personas con padecimientos adyacentes para que conozcan las medidas, pero también se irá a la búsqueda de todas las que no estén vacunadas, para tener un mejor control, sin descuidar al resto de la población.


MÁS NOTICIAS