El Mañana

viernes, 24 de mayo de 2019

Tecnologia 21 febrero, 2019

Buscan ‘cocinar’ agua en la Luna

El viento solar arroja una corriente de protones (amarillo) a la superficie lunar a 450 kilómetros por segundo

Cortesía NASA/JoAnna Wendel

4200

Por Agencia Reforma

Washington DC, Estados Unidos.- Ante la posibilidad de que humanos habiten la Luna en un futuro, científicos de la NASA desarrollan un proceso para producir los componentes del agua usando elementos del satélite y el viento solar.

Especialistas del Centro de Vuelos Espaciales Goddard simularon una reacción química por computadora en la que el viento solar arroja una corriente de protones a la superficie lunar a 450 kilómetros por segundo y éstos interactúan con los electrones que hay en ella para formar átomos de hidrógeno, un elemento clave del agua.

Los átomos de hidrógeno podrían migrar a través de la superficie y pegarse a los abundantes átomos de oxígeno encontrados en el sílice de la superficie lunar, con lo que la convertiría en una molécula de hidroxilo, un componente del agua, señaló la NASA este miércoles.

“Todas las rocas tienen el potencial de crear agua, especialmente después de ser irradiadas por el viento solar”, dijo William Farrell, físico de plasma del Centro Goddard.

También se han medido los componentes químicos del agua en la Luna, en vista de la futura presencia permanente de humanos en el astro.

El equipo dirigido por Orenthal James Tucker, también físico del Goddard, rastreó el ciclo vital de los átomos de hidrógeno en la Luna y vio que apoya la suposición de que el viento solar es el principal conductor de las reacciones químicas.

El estudio mostró que, conforme el viento solar asola de forma constante la superficie lunar, éste rompe los enlaces entre los átomos de silicio, hierro y oxígeno que componen la mayoría del terreno del satélite, dejando los átomos de oxígeno con enlaces no ocupados para acoplarse con hidrógeno.

“El mecanismo detrás de esta fábrica química podría revelar cómo debemos encontrar los elementos que componen el agua”, indicaron los científicos de la NASA.

Podría haber menos hidrógeno en las regiones más calurosas, como el ecuador de la Luna, porque los átomos de hidrógeno depositados ahí reciben más energía del Sol y escapan a la exosfera. De modo que es más probable que el agua se produzca cerca de los polos, señalaron.

Farrell destacó que el estudio mostró que todo cuerpo de sílice expuesto en el espacio tiene el potencial de generar agua, una noticia que estimula la exploración del espacio profundo.