El Mañana

lunes, 17 de junio de 2019

Nuevo Laredo 12 abril, 2019

Buscan evitar suicidios

Atención, una persona puede entrar repentinamente en un episodio de depresión.

Buscan evitar suicidios

4200

Por Alma Piña

Prevenir, investigar, ofrecer atención y dar apoyo psicológico a personas con tendencias al suicidio, es el objetivo de la Asociación Éxodo, apoyada por profesionales en salud mental, psicólogos, enfermeros, ingenieros, neurólogos, psiquiatras, contadores y demás expertos.

Pedro Méndez Bernal, psicólogo, subdirector del organismo, dijo que esto nació luego del incremento en la cifras de personas que se quitan la vida, situación que no siempre se detecta, ya que pueden demostrar felicidad y en cuestión de minutos deciden morir.

De acuerdo a estadísticas de la Secretaría de Salud en Tamaulipas (SST) es en las temporadas de calor cuando se eleva el índice de suicidios, particularmente mayo, junio, julio y agosto. Se estima que por año al menos 115 se suicidan en Tamaulipas.

Méndez Bernal asegura que la prevención es importante ya que la conducta suicida se puede evitar con un tratamiento adecuado. “Éxodo es la asociación no sólo en Nuevo Laredo sino que también es la Prevención al suicidio a nivel Estado y la Unión Nacional de Organizaciones Sociales para la Prevención del Suicidio y la Coordinación a la Contención en Crisis, por lo que estamos capacitados para trabajar en el área”, detalló.

Sobre ello, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) establece que el suicidio se puede practicar en diferentes formas, por ahorcamiento, por antecedentes familiares suicidas, con arma de fuego, arma blanca, ingesta de químicos o pastillas y otros.

Los municipios que registran una mayor incidencia son matamoros, Tampico, Reynosa, Victoria, Nuevo Laredo y Ciudad Mante.

Los lugares donde más ocurren los suicidios son en el hogar, hay casos documentados de escuelas, bares, oficinas públicas, fábricas, talleres y hospitales.

Entre los hombres la práctica más común es el ahorcamiento, le sigue el uso de arma de fuego, la tasa más alta se registra en la edad de 20 a 29 años. En tanto que entre las mujeres, los datos reseñan que utilizan en mayor proporción la ingesta de químicos, drogas y pastillas.