El Mañana

jueves, 23 de mayo de 2019

Laredo Texas 16 mayo, 2019

Cada 61 horas asesinan a un oficial de la ley

Ayer se celebró el Día Nacional de Policía, Oficial de Paz o Agente de la Ley

4200

Por MAURICIO BELLOC

LAREDO, TX.- En Estados Unidos, en promedio, cada 61 horas asesinan a un policía u oficial de la ley, otros 187 oficiales de paz sufren agresiones graves directamente en su contra, algunos resultan seriamente heridos.

Coinciden las autoridades que el sector Laredo, si bien es algo tranquilo, no deja de ser peligrosa la profesión de guardián de la ley, de los protectores de la ciudadanía.

Albert Flores, jefe del Puerto de Laredo para Aduanas y Protección Fronteriza, dijo que la profesión que desempeñan todos los agentes de todas las corporaciones, es muy riesgosa y delicada, pero todos lo llevan a cabo con profesionalismo y dedicación.

Félix Chávez, titular local de la Patrulla Fronteriza, hizo un reconocimiento a las mujeres y hombres no sólo de su corporación, sino de todas, por realizar una labor que todos ellos abrasaron con suma convicción y que cumplen como nadie, pero que no deja de tener marcado peligro.

El 1 de octubre de 1961, el Congreso de Estados Unidos, designó el 15 de mayo como el Día Nacional del Oficial de Paz, el 1 de octubre de 1962, el presidente John F. Kennedy, firmó el decreto para tal proclamación.

Claudio Treviño, jefe de Policía de Laredo, dijo que todos los elementos, reciben instrucciones cada entrada de turno, que el peligro acecha allá afuera, en las calles, que todos deben prestar suma atención a su tarea, y que cargar personalmente 30 libras de protecciones durante 8 a 10 horas diarias, entre chaleco anti balas y los instrumentos de trabajo como de defensa, no les libra, ni un solo instante, ni un grado de probabilidades, de un riesgo de muerte o lesión seria.

Federico Garza, subjefe del Departamento del Sheriff del Condado de Webb, dijo que ni todos los años de experiencia, década, así como tampoco las nuevas carreras universitarias de enfoque policiaco, de la ley y la justicia, libran a ningún agente de la ley, del peligro de ser atacado por una mala persona, por un delincuente sin escrúpulos y decidido a todo o ignorante de todo, incluso de que habrá de pasar toda la vida en la cárcel, por su acción.