El Mañana

viernes, 22 de noviembre de 2019

Laredo Texas 22 febrero, 2019

‘Cada persona es digna y merece respeto’: Nancy Pelosi

Entrevista realizada hace 5 años por Ninfa Cantú Deándar a Nancy Pelosi, quien se encuentra en este momento en Laredo, Texas para hacer una presentación en TAMIU y para dialogar con líderes de la comunidad acerca del muro para la frontera

4200

Por El Mañana

LAREDO, TX.- Nancy Pelosi, la actual líder de la minoría en la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, una de las mujeres más destacadas y poderosas en el país, realizó la semana pasada una visita relámpago a Laredo, Texas. A continuación se presenta la transcripción de la entrevista exclusiva que la congresista le concedió a El Mañana de Nuevo Laredo.

¿Qué está deteniendo la reforma migratoria en la Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos? ¿De verdad cree que se logre aprobar una nueva ley durante esta administración?

R. Esperamos que se apruebe antes de la elección en noviembre. Tenemos los votos, están allí con suficiente apoyo bipartidista y sólo necesitamos que el líder de la Cámara acepte poner la iniciativa a votación. Como sabe, la propuesta se aprobó en el Senado de manera bipartidista; demócratas y republicanos apoyaron el proyecto de ley. Sabemos que en la Cámara de Representantes tenemos suficientes demócratas y republicanos para aprobar la iniciativa, pero necesitamos que se nos permita votar sobre ella y esto es un problema, pues el líder de la Cámara (the Speaker of the House)no ha permitido que se pase a votación. Por tanto tenemos que seguir presionando y exigir, exigir, exigir.

El presidente Obama acaba de anunciar su interés en cambiar su política de deportaciones masivas a una más humanitaria que evite separar a familias que cumplen con la ley excepto en su condición migratoria. ¿Qué tanto podrá lograr Obama sin que el Congreso de Estados Unidos apruebe una nueva ley?

R.Tenemos que hacer una nueva ley en el congreso porque lo que autorice el Presidente no se convertirá en una ley. Será una decisión ejecutiva y por tanto cualquier Congreso la podrá revertir y sólo podrá durar un cierto periodo de tiempo. Lo que el Presidente ha informado es lo que hemos estado pidiéndole que haga, lo que llaman discreción procesal.

En otras palabras, que se haga un juicio. La mayor parte de familias que están aquí califican para legalizar su estadía para obtener ciudadanía. Si alguien ha cometido un delito, entonces eso es distinto. Pero la infracción tiene que ser algo diferente de una violación de estado migratorio.

En otras palabras, si lo único que han hecho incorrecto es quedarse más del tiempo designado en una visa, o llegar al país indocumentado, no se les debería hacer nada. Sin la menor duda,se debería dejar en paz a millones de personas. Pero nos encontramos en una situación donde los republicanos en el Congreso, que no quieren aprobar la ley, dicen que el presidente está violando el uso de la discreción procesal. Que el Presidente está violando la ley expidiendo el programa Acción Diferida para Jóvenes (DACA por sus siglas en inglés). Mientras que muchos le pedimos que haga más en términos de parar las deportaciones, los republicanos usan esto como prueba de que no deberíamos tener una ley porque no la obedecen. Y esto es inaceptable. Creo que el líder de la Cámara baja no comparte esa visión y trata de encontrar una manera de parar la ley. Pero esperamos más de un año para hacer esto y ahora vamos a demandar lo que llamamos una petición de poner a votación la ley, que se presente a los representantes para su consideración. Es una manera de presionar con el apoyo del público. Lo único que queremos es que se ponga a votación. Creemos que hay suficientes votos para aprobarla.

Al igual que yo, usted es una admiradora del Dalai Lama, quien estuvo recientemente de visita en el Congreso de Estados Unidos y se reunió con usted. ¿Cómo estuvo el evento?

R. Bueno, tuvimos tres reuniones. La primera con el líder de la Cámara y con respresentantes demócratas y republicanos. Fue una reunión muy positiva y me dio un gusto enorme que el líder de la Cámara baja (John Bohner)haya presidido la reunión, la cual fue bipartidista. Tuvimos una discusión muy honesta sobre cómo Estados Unidos es tan importante en el mundo y cómo debemos tratar de resolver nuestras diferencias porque el mundo depende de esto. Fue una reunión privada de seis personas. Después tuvimos una junta con cientos de miembros del Congreso, sus familias y empleados de las oficinas que vinieron al auditorio grande. Esta reunión la presidimos el senador John McCain y yo,mostrando el apoyo de los dos partidos, de la Cámara baja y del Senado para su Santidad. El senador McCain lo presentó maravillosamente. Fue encantador. Yo comenté que el presidente Franklin Roosevelt le regaló al Dalai Lama, cuando este era todavía muy joven, un reloj de oro con las fases de la luna. Su Santidad, como usted sabe, habla mucho de la ciencia y por tanto este reloj fue un presagio. Los demócratas y los republicanos de la Cámara baja y del Senado así como presidentes como Franklin Roosevelt y más recientemente los presidentes Bush y Obama, siempre han respetado mucho al Dalai Lama. l nos comentó que se han hecho estudios que demuestran que si se medita y permanecemos tranquilos, eso ayuda a la mente. También dijo que una manera buena de estar sin estrés es dormir nueve horas por la noche. Pero [sonríe] ¿Quién puede hacer esto?Dijo quehay que acostarse temprano y despertar temprano.

En su opinión. ¿Qué debe de hacerse para mejorar los derechos humanos en el mundo?

R. Bueno esto ha sido una prioridad para usted y para mí porque creemos que cada persona es digna y merece respeto. Yo como católica, creo que todos los seres humanos tienen un destello de divinidad, incluyéndonos a nosotros mismos y que somos dignos de respeto y que la gente debe ser tratada de esa manera. Es difícil porque aunque muchos hablan en contra de las violaciones a los derechos humanos, por otro lado, cuando hay intereses comerciales de por medio, como ocurre con China, entonces no es tan fácil. Creo que lo que está sucediendo enel Tíbet consituye un desafío para la conciencia del mundo. Es terrible. Su Santidad, como siempre, ofrece un camino pacífico hacia la resolución que yo esperaría que los chinos aceptaran. En cambio ellos lo acusan de exigir independencia para el Tibet, cuando él sólo propone que sea una provincia autónoma dentro de China. Y así, creo que el mundo puede hacer más para ayudar a la gente del Tíbet y a su Santidad. Es muy respetado. No se qué pasará cuando ya no esté el Dalái Lama.