El Mañana

viernes, 19 de julio de 2019

Nacional 17 mayo, 2019

Cae banda de ‘hackers’ con autos de lujo

FGR detuvo en León a Héctor Ortiz 'El H-1', líder de organización que ha robado a bancos mediante 'hackeo', y aseguró 27 vehículos de lujo.

En los inmuebles había 27 vehículos de lujo, entre autos y camionetas de las marcas Ferrari, Lamborghini, Mercedes Benz, McLaren y BMW.

4200

Por AGENCIA REFORMA

La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo en León, Guanajuato, a Héctor Ortiz Solares, “El H-1” o “Bandido Boss”, líder de la organización criminal “Bandidos Revolutions Team”.

De acuerdo con reportes, mensualmente robaba hasta 100 millones de pesos a los bancos, mediante el “hackeo” o el malware implantado en cajeros electrónicos.

La Fiscalía presume que Ortiz encabezó en abril y mayo de 2018 el ciberataque al software que conecta a los bancos con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), con el que habrían sido sustraídos en forma ilegal entre 200 millones y 400 millones de pesos de las arcas de Banorte, Inbursa y Kuspit.

La Agencia de Investigación Criminal de la FGR detuvo anoche a Ortiz junto con otros siete presuntos cómplices, al catear 11 domicilios en dicha ciudad, en un operativo en el que también fueron asegurados 27 vehículos de lujo, incluidos algunos de las marcas Ferrari, Lamborghini y McLaren.

Según informes de la FGR, “El H-1” o “El Patrón” dirigía una banda que reclutaba personas con conocimientos en informática para crear malware (virus) que les permitiera extraer los recursos de las instituciones bancarias a través del sistema SPEI.

El dinero robado lo depositaban a cuentas de terceros, abiertas en Jalisco, Tamaulipas y Sinaloa, cuyos titulares llevaban a cabo los retiros a cambio del pago de una comisión.

Otra variante de su modus operandi era buscar la vulnerabilidad de los sistemas bancarios para seleccionar cajeros automáticos, de los cuales llegaban a extraer de 100 a 200 millones de pesos en un solo evento.

“Los cajeros eran infectados con un virus que les permitía en un día y hora determinada retirar de 30 mil a 60 mil pesos por cajero electrónico”, indica un informe de la dependencia.

“Se sabe que los recursos obtenidos de forma ilícita eran destinados para operadores financieros, a través de los cuales adquirían inmuebles y propiedades de alta plusvalía, en los principales destinos turísticos de México y el extranjero, además de que el dinero era invertido en paraísos fiscales en el país de Panamá y en las Islas Grand Caimán”.

Otra forma de robar dinero era a través de la clonación de tarjetas bancarias, así como la realización de fraudes con tarjetas de supermercado, con las que compraban electrodomésticos y bebidas alcohólicas en estos establecimientos comerciales.

Todos los productos eran posteriormente vendidos a mitad de precio y con ello adquirían inmuebles, vehículos de lujo y equipo técnico especializado para vulnerar sistemas informáticos.

“Héctor Ortiz Solares se desenvolvía como operador logístico y jefe de cártel, además de que contaba con un servicio de ocho escoltas, quienes recibían un sueldo aproximado de 100 mil pesos”, indica el informe.

“Según investigaciones, sus ganancias mensuales, las cuales obtenía de su actividad delictiva, se encontraban entre los 50 y 100 millones de pesos”.

Los ocho sospechosos, entre ellos dos mujeres, ya fueron trasladados este jueves de León a la Ciudad de México para que rindan su declaración ante la SEIDO, autoridad que tiene 48 horas para definir su situación jurídica.
Pretendía comprar equipo de futbol
Autoridades federales indicaron que, tras ser capturado, Ortiz mencionó que pretendía comprar un equipo de futbol de la Tercera División Profesional con los recursos que había obtenido de forma ilícita.

La investigación que identificó al líder de la organización “Bandidos Revolutions Team”, organización que llevaba operando cinco años, inició con una denuncia del Banco BBVA Bancomer ante la FGR.

En sus pesquisas, la AIC empleó un equipo de drones para ubicar y localizar residencias en exclusivos fraccionamientos de León en los que vivían los integrantes de este grupo delictivo.

Descubrió, entre otras cosas, que Bandidos Revolutions Team contaba con el apoyo de una empresa de seguridad privada que custodiaba sus bodegas donde resguardaban armas, droga, dinero y equipo de cómputo.

Esta empresa reclutaba a militares en retiro adiestrados en el manejo de armas de fuego, de acuerdo con un informe de la Fiscalía.

En el operativo, la Fiscalía aseguró 27 automóviles de lujo, incluidos de las marcas Ferrari, Mercedes Benz, Audi, McLaren y Lamborghini, los cuales tienen un valor aproximado entre 14 y 16 millones de pesos.

Los carros y camionetas estaban resguardados en carpas con las condiciones óptimas para que no se deterioraran.

Aseguraron también dos cuatrimotos, cuatro motocicletas, dos armas de fuego, nueve cajas de plástico con dinero en efectivo con un monto cercano a los 20 millones 442 mil 239 pesos, dosis de mariguana, cocaína y cristal, 15 equipos de cómputo, 29 teléfonos celulares, cuatro dispositivos USB y discos duros.

Asimismo, un uniforme con la leyenda Policía Federal, documentos diversos y un portafolio.

Según la FGR, los domicilios cateados estaban acondicionados como oficinas, puntos de operación y bodegas para los vehículos. Un inmueble era empleado como centro de entretenimiento y esparcimiento.