El Mañana de Nuevo Laredo

27 octubre, 2020

Calles de Nuevo Laredo inundadas de cubrebocas: tardan 450 años en desintegrarse


Los cubrebocas usados inundan las calles de Nuevo Laredo
Los cubrebocas usados inundan las calles de Nuevo Laredo


Las calles, parques y plazas de Nuevo Laredo todos los días amanecen llenos de cubrebocas usados que la gente arroja a la vía pública

Por Redacción El Mañana / El FInanciero


Compartir esta publicación

Todos los días las calles y plazas de Nuevo Laredo amanecen inundados de un nuevo tipo de basura: Los cubrebocas.

Este aditamento sanitario es el más utilizado desde que empezó la pandemia de coronavirus en Nuev o Laredo y todo el mundo.

Calles de Nuevo Laredo sucias por cubrebocas usados

Al término de su vida útil gran parte de la gente no le da el tratamiento adecuado y se deshace de los cubrebocas tirándolos en la vía pública, lo que ha saturado las calles y ha complicado su recolección, además de convertirse en focos de infección.

Cubrebocas inundan las calles de Nuevo Laredo

Los cubrebocas desechables, el artículo de protección sanitaria más utilizado contra el COVID-19, tardan hasta 450 años en degradarse, advirtió el Servicio Público Federal de Salud de Bélgica.

El Departamento de Medio Ambiente Marino de esa dependencia agregó que incluso después de ese tiempo, pequeños fragmentos de las mascarillas no serán completamente eliminados, según declaraciones recogidas por The Brussels Times.

La oficina señaló que este tipo de basura adicional generada por la pandemia de COVID-19 se agrega a los 8 millones de toneladas de desechos plásticos que contaminan los océanos cada año.

“Los cubrebocas salvan vidas, pero si terminan como desechos en el Mar, ponen en peligro la vida marina ”, dijo Vincent Van Quickenborne, ministro del Mar del Norte, en declaraciones citadas por el medio.

PODRÍA INTERESARTE:
Detienen en Nuevo Laredo a feminicida de Sherlyn Mariel de Ecatepec

La fauna de los mares puede confundir los cubrebocas con medusas y comerlos. Si esto pasa, sus estómagos se ven llenos de inmediato, pero sin haber ingerido ningún nutriente, agregó.


Compartir esta publicación

coronavirus salud


Más noticias