El Mañana de Nuevo Laredo

13 enero, 2021

Casinos en Tamaulipas: la promesa de impulsar la economía


casinos tamaulipas otra vez


Por Redacción el Mañana


Compartir esta publicación

El auge petrolero y el de las salas de juego en Tamaulipas se vivió de manera paralela a la época de oro del cine mexicano. El Casino Miramar en el sur de Tamaulipas era todo un éxito, pero con el tiempo terminó ese apogeo, comenzó con el declive de este establecimiento ante los constantes huracanes, pero el punto final llegó cuando el presidente Lázaro Cárdenas prohibió las operaciones de casinos en todo el país.

La modernidad llegó a México con el paso del tiempo y esta clase de leyes quedaron fuera, sin embargo, Tamaulipas se mantuvo fuera de la jugada, incluso en el 2017 quedaron fuera de circulación 29 establecimientos dedicados a las apuestas y juegos de azar, algunos de ellos fuera de la ley, por lo que fueron desmantelados.

Todo cambió a partir del 2018, cuando llegó al Congreso local la propuesta de derogar la ley que prohibía la instalación de centros de apuestas, esto bajo el argumento de que se estaba dejando ir la oportunidad de sumar millones de pesos a la entidad, por eso se han pronunciado a favor de que sean los casinos un impulso para el turismo de Tamaulipas. La promesa de impulsar la economía estaba ahí y se tomó.

El trabajo ha sido arduo y se ha encontrado con diversos retos. Luego de un par de años de labores en la entidad para lograr que las salas de juego pudieran estar en funcionamiento, los casinos se vieron en la necesidad de cerrar sus puertas para cuidar a sus trabajadores y a los clientes asiduos, sin embargo, los principales conflictos se dieron debido a que se solicitó el pago de impuestos y de salarios al 100%, además, tan solo entre marzo y mayo se hablaba de pérdidas de entre mil 200 y mil 600 millones de pesos, según informó mejorcasinoonline.mx.

Volvieron a la actividad con ciertas reglas

Uno de los principales ejemplos que fueron utilizados por los legisladores para solicitar la derogación de la ley que prohibió los casinos en Tamaulipas, fue la situación que vive el vecino estado de Nuevo Léon, donde se han generado hasta 895 millones de pesos dentro de estos establecimientos.

Además, se justificó que la prohibición se dio bajo un marco de alto índice de incertidumbre en el estado ante situaciones adversas en el negocio de las apuestas, por ello es que se contempló a la Secretaría de Finanzas para tener facultades y poder fiscalizar los negocios, un punto fuerte para poder evitar problemas con el fisco.

Otra situación que fue un duro reto en su momento fue el uso de suelos, un problema no menor que el Congreso tamaulipeco debió abrir para evitar una fuga de recursos, además de generar una buena cantidad de empleos. También fue en el citado año cuando se presentó la solicitud de revertir el uso de suelo. 

Entre los lineamientos para abrir casinos que se debían cumplir estaba el permiso y registro ante la dirección de juegos y sorteos, lugares y medidas de seguridad, pago de impuestos para generar un ingreso al Estado, entre otros detalles. Todo esto se debió a que en el momento en el que se dio la prohibición de casinos había más de 300 establecimientos en la entidad que no pagaban renta, luz o impuestos porque el giro al que supuestamente se dedicaban era de bares.

De tal suerte que, si un casino busca instalarse, debía realizar el primer pago de 50 máquinas, un gasto alrededor del millón y medio de pesos (unos 74 mil dólares). Tras esta situación, se emite una opinión favorable y es necesario ir directamente a la Ciudad de México, específicamente a la dirección de juegos y sorteos de la Secretaría de Gobernación, en caso de que sea autorizado ya es posible que vuelvan a Tamaulipas y cumplan con el tema de las cámaras que se tienen que instalar. 

El regreso a la actividad

A finales del 2018, se hizo público ante los medios de comunicación de la entidad y de circulación nacional, que para el 2019 entrarían en operación cerca de 30 casinos, solamente a la espera de que se publicara el decreto para derogar la prohibición de estos establecimientos.

Poco más de un año duraron las operaciones cuando llegó la situación sanitaria, desde marzo del 2020 muchas cosas han pasado, cierres de los establecimientos, algunas reaperturas y con la situación agravándose en el 2021 de nueva cuenta los cierres. Algunos casinos han logrado mantenerse activos gracias a sus restaurantes, otros tantos no han corrido con la misma suerte. 

Lo único que es un hecho son los grandes retos que se han puesto los casinos de Tamaulipas, el más importante: regresar a su auge en una entidad llena de cosas por ofrecer como Tamaulipas.


Compartir esta publicación

Casinos tamaulipas


Más noticias