El Mañana de Nuevo Laredo

4 julio, 2020

El caso de Vanessa Guillén no es el único crímen en Fort Hood




Por Univision


Compartir esta publicación

El caso de la soldado Guillén se suma a otros siete hechos recientes, de los cuales algunos han terminado con la muerte de soldados de Fort Hood y cuyas investigaciones siguen en curso.

Natalie Khawam, la abogada de la familia de Guillén, ha señalado que está tramitando una petición al Congreso para que se investiguen a fondo estos hechos en el interior de la base militar.

El caso de Gregory Wedel-Morales

El pasado 21 junio se confirmó que fueron encontrados los restos del soldado Gregory Wedel-Morales, quien llevaba desaparecido desde agosto de 2019. Morales, de 24 años, era un soldado en servicio activo en la base militar de Fort Hood.

Los restos de Wedel-Morales fueron hallados en un campo en Killeen, la ciudad asociada a la base militar texana. Los investigadores encargados del caso clasificaron su muerte como sospechosa.

Lo mataron y luego quemaron su jeep

El pasado 18 de mayo, la policía de la vecina ciudad de Harker Heights encontró en una carretera cercana a la base el cuerpo sin vida del soldado Brandon Scott Rosecrans, de 27 años.

Según el comando de investigación criminal del Ejército, este caso se investiga actualmente como un homicidio.

Las autoridades indicaron que el vehículo de Rosecrans, un Jeep Renegade 2016 de color naranja, fue encontrado en llamas a pocos metros de distancia del cuerpo sin vida del soldado, que había sido baleado.

Rosecrans trabajaba como intendente y reparador de equipos químicos con el 3er Equipo de Combate de la Brigada Blindada, 1ra División de Caballería. Había estado con la unidad desde noviembre de 2018.

El soldado había recibido la Medalla del Servicio de Defensa Nacional y la Cinta del Servicio del Ejército.

Muertes sospechosas en marzo de este año

El 5 de marzo del 2020 se encontró dentro de la base militar de Fort Hood el cuerpo sin vida del soldado Christopher Wayne Sawyer, de 29 años.

Según Fort Hood, la investigación sobre la muerte del soldado Wayne permanece abierta.

Wayne Sawyer se unió al ejército en octubre de 2017 como mecánico de vehículos con ruedas y fue asignado al primer equipo de combate de la brigada blindada “Ironhorse” de Fort Hood, 1ra División de Caballería, desde mayo de 2018.

Las autoridades indicaron que no había sospechas criminales en el deceso del soldado, pero los investigadores del Comando de Investigación Criminal del Ejército señalaron que no han descartado por completo esa posibilidad.

Los investigadores no han brindado más información en este caso, argumentando que es para proteger la integridad del proceso en curso.

Otra muerte sin resolver en el mismo día

El 5 de marzo, el mismo día en el que murió el soldado Wayne Soldier, se informó del deceso del sargento Raúl Rudy Torrez III, de 24 años, dentro de Fort Hood.

El sargento Torrez se había unido al Ejército en 2015. Había sido enviado a Polonia, Hungría y Alemania. La investigación de su muerte sigue abierta y no se ha indicado nada sobre el caso.

Torrez estaba casado y tenía dos hijas.

Militar condecorado muere baleado fuera de la base, también en marzo

El 14 de marzo la policía de Killeen respondió a una llamada en la que se informaba de disparos en un complejo de apartamentos de la ciudad. A su arribo, los agentes descubrieron tres cuerpos sin vida con heridas de bala. Entre ellos se encontraba el del soldado Freddy Beningo Delacruz Jr, de 23 años.

El Comando de Investigación Criminal del Ejército está investigando las muertes junto con el Departamento de Policía de Killeen.

Delacruz era originario de Georgia y había ingresado al Ejército en noviembre del 2017 como explorador de caballería. Al momento de su muerte trabajaba dentro del primer equipo de combate de la brigada blindada de Fort Hood, 1ra División de Caballería.

Los premios y condecoraciones de Delacruz incluyen la Medalla de la Guerra Global contra el Terrorismo, la Medalla del Servicio de Defensa Nacional y la Cinta del Servicio del Ejército.

Un homicidio en un club nocturno

El 1ro de marzo del 2020 se notificó de la muerte del soldado Shelby Tyler Jones de 20 años, quien también prestaba servicios en la base militar de Fort Hood.

Según las autoridades, Jones fue muerto a tiros en un club de striptease cerca de la base.

Durante la investigación se determinó que el homicidio fue cometido en el club nocturno Dreams, donde Jones tuvo un altercado.

El soldado entró al Ejército en mayo del 2017 como explorador de caballería y se unió al 3er Regimiento de Caballería de Fort Hood en agosto del 2018. Jones había cumplido misiones en Irak en apoyo a la Operación Resolución Inherente desde mayo de 2018 hasta enero de 2019.

Soldados de Fort Hood arrestados por prostitución

Entre el 13 y 14 de marzo fueron arrestadas en la ciudad de Temple, Texas, 14 personas acusadas por tráfico sexual y prostitución.

La operación fue realizada por el Departamento de Policía de Temple y el Departamento del Sheriff del Condado de Bell.

Según las autoridades de Temple, seis de los detenidos eran soldados en servicio activo de Fort Hood.

“Esperamos que esta operación envíe un mensaje de que estos actos no serán tolerados en nuestra ciudad y nuestro condado. El Departamento de Policía de Temple continuará luchando vigilantemente contra el tráfico sexual mientras protege a los que son víctimas de esta industria “, dijo el sargento Michael Bolton, días después de los arrestos.

Precisamente en marzo del 2015 un suboficial del Ejército perteneciente a la base militar de Fort Hood, admitió ser el organizador de una red de prostitución dentro de la base y fue sentenciado a 24 meses de reclusión.

El sargento Gregory McQueen explicó, bajo un interrogatorio de un juez militar, cómo reclutó a tres mujeres soldados con dinero en efectivo.

McQueen se declaró culpable de 15 cargos, incluidos los de proxenetismo y conspiración para solicitar la prostitución. Como parte de su acuerdo de declaración de culpabilidad, se desestimaron otros cargos.


Compartir esta publicación

Más noticias