El Mañana

sábado, 25 de mayo de 2019

Nuevo Laredo 11 mayo, 2019

Causa desastre y se desaparece

Por ir ‘como alma que lleva el Diablo’ pierde el control, choca con un automóvil, tumba un poste y derriba cables

4200

Por Redacción / EL MAÑANA

Tremendo desastre ocasionó el conductor de una camioneta, ya que al ir circulando sobre la Carretera Anáhuac perdió el control del volante debido al exceso de velocidad, invadió carriles contrarios y chocó contra un automóvil cuyo chofer transitaba de forma normal.

El asunto no paró allí, ya que la camioneta se proyectó con rumbo a las vías férreas e impactó un poste de concreto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que sufrió el desprendimiento de sus cables, que fueron enganchados por un tractocamión que pasaba por el lugar.

Además, al momento de engancharse el cableado, provocaron la caída de un enorme tubo de metal propiedad del Municipio, el cual terminó encima de una camioneta estacionada a un costado de la carretera.

Al ver la magnitud de los hechos, el conductor de la camioneta GMC Envoy modelo 2004, huyó para eludir responsabilidades, dejando a sus víctimas abandonadas a su suerte a la altura del Kilómetro 9, la tarde del jueves.

El conductor de la camioneta GMC Envoy circulaba de poniente a oriente por la Carretera Anáhuac, y frente a la entrada al Parque Industrial Oradel, perdió el control e invadió carriles contrarios por donde iba un vehículo Fiat modelo 2018, conducido por Américo de 41 años.

Tras el impacto que se dieron, la camioneta se proyectó con rumbo hacia las vías del ferrocarril y chocó el poste de concreto de la CFE y el cableado se desprendió, siendo enganchado por un tractocamión Freightliner modelo 2006 que conducía Aldo, de 37 años.

Después de engancharse en el tráiler, los cables se restiraron e hicieron que cayera un tubo enorme de metal, el cual acabó encima de una camioneta Ford Ranger, propiedad de una empresa que brinda seguridad a las vías de Kansas City.

Pese a lo aparatoso del múltiple accidente, no se reportaron personas lesionadas y sus conductores deberán hacerse cargo de los daños, ya que el responsable huyó del lugar.