El Mañana

jueves, 18 de julio de 2019

Laredo Texas 7 mayo, 2019

Celadora, un oficio difícil

En La Semana Nacional del Carcelero, el Departamento del Sheriff del Condado de Webb, entregó reconocimientos a los agentes correccionales más distinguidos

Eliza Cavazos, carcelera.

4200

Por Anónimo

LAREDO, TX.- “Debemos tener consideración por los presos, por sus condiciones personales, su situación individual, cada caso es distinto, muchos traen arrastrando una vida difícil, de injusticia, de terror, su niñez y su juventud fue algo singularmente adverso, incluso muy buena cantidad de ellos sufren mentalmente, pero ni se aceptan como pacientes mentales, ni la autoridad los ha declarado como tales, no son medicados, ni tratados para rehabilitarse, aunque a simple vista y con una breve charla cualquiera puede deducir que no están bien”.

Escuchar a una carcelera como Eliza Cavazos hablar así, a una celadora de la Cárcel Regional del Condado de Webb sí que llama la atención y despierta atención en su pensar, su proceder y en sus palabras.

En La Semana Nacional del Carcelero, el Departamento del Sheriff del Condado de Webb, entregó reconocimientos a los agentes correccionales más distinguidos durante este año 2019, Cavazos fue galardonada como “La Primera En Llegar A Su Trabajo Y La última En Retirarse”.

Eliza Cavazos está terminando una Maestría en Justicia Criminal, ya tiene otra Maestría en Ciencias de Agricultura, una Licenciatura en Gerencia de Negocios, con un Asociado en Paralegal y desea entrar a un Doctorado en Psicología.

“Usted puede ver que tengo estudios de varias carreras o disciplinas, pero quiero enfocarme a la justicia criminal y a la sicología, para atender a la gente que está en adversidad, como es el caso de los internos de la cárcel”.
Y apenas tiene poco menos de dos años como custodia, celadora, agente correccional o carcelera de la prisión local, pues regresó a su natal Laredo apenas este pasado 2018.

“No creo que ninguno de los que están o han sido detenidos, haya despertado un día y se haya dicho a sí mismo, ´Quiero estar algunos años encerrado, deseo ser criminal, vivir en la cárcel la mitad de mi vida o casi toda, entrar y salir a cada rato, deseo llevar esta vida de delitos, drogas y otras cosas malas´, no, no creemos que eso sea así, muchos de ellos están gritando en silencio, que necesitan ayuda, tanto que han enfermado mentalmente de lo que vivieron en su niñez, en su inmadurez y que tal vez los orillaron a todo esto que los tiene así”.

Dijo haber visto en su anterior empleo, con la universidad local, cómo los alumnos de niveles de secundaria y preparatoria, habitantes en zonas marginadas, de pobreza, miembros de familias disfuncionales o quebradas, se iban torciendo, aún en contra de su voluntad.

Cavazos dijo que este oficio es difícil, pero alguien lo tiene que hacer, entonces, que se haga lo mejor posible, por el trato a ellos (a los internos) y por los custodios y su seguridad dentro y fuera de la prisión.

“Es un honor trabajar en el Departamento de Sheriff del Condado de Webb, nos han instruido, nos han preparado para hacerlo lo mejor posible, estoy muy a gusto muy contenta de mi trabajo, apenas tengo dos años en esto”, concluyó la diligente dama.