El Mañana

miércoles, 26 de febrero de 2020

Laredo Texas 19 enero, 2020

Celebra 100 años de una vida intensa

Siempre fue un hombre sano y lo sigue siendo, no tiene diabetes ni presión alta, come de todo y disfruta de la vida; su secreto, vivir tranquilo y feliz

FOTO: CORTESÍA

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- Su festejo de 100 años se hizo viral en las redes sociales y de la noche a la mañana, don Alejandro Gonzalo Herrera Flores se convirtió en una celebridad, algo que a este sencillo hombre le encanta.

“Le gusta que le tomen fotos y nos pide que las subamos a Facebook a ver qué dice la gente, tiene un gran sentido del humor y una forma de ver la vida muy positiva”, dijo su nieta Carolina García, autora del video viral.

El festejo fue el 10 de enero, cuando luego de una misa para dar gracias por los 100 años de vida de don Alejandro, la familia organizó una fiesta en un negocio de pizza donde se reunieron hijos, nietos y bisnietos.

El video del aniversario por su siglo de vida ya tiene más de 300 mil reproducciones, e inclusive las personas en la calle lo reconocen como el “Señor de los 100 años”.

Su fama llegó a tal grado que el próximo martes será reconocido por el cabildo de Laredo en una ceremonia especial.

Don Alejandro vive con su familia en Laredo, pero casi toda su vida residió en Nuevo Laredo, donde nació en el seno de una familia sencilla y trabajadora.

Sus padres fueron Alejandro Herrera González y Francisca Flores Ancira, y junto con sus hermanos Alicia, Francisco, Consuelo, Homero, Héctor y Óscar Herrera Flores, vivieron su niñez y su juventud en la colonia Juárez.

A los 7 años, don Alejandro comenzó a trabajar para ayudar a la economía familiar; fue bolero, voceador del periódico El Verbo Libre, que más tarde se convirtió en El Mañana, laboró en una carnicería y a los 18 años entró a trabajar a los talleres de Ferrocarriles Nacionales de México, iniciando una carrera de 44 años en la empresa gubernamental.

A los 20 años ingresó a laborar a la agencia aduanal de ferrocarriles y desde siempre fue un fiel defensor de los derechos de los ferrocarrileros, e inclusive fue secretario general del sindicato de la Sección 30 por varios años.

Conoció a Zulema Lugo con quien se casó y formó una familia de 10 hijos, que ahora le dieron ya 40 nietos, y casi la misma cantidad de bisnietos.

SUS RECUERDOS
Don Alejandro recordó al viejo Nuevo Laredo, sus calles tranquilas, sus plazas, negocios, donde solía divertirse como La Cabaña del Novio, comidas en El Rincón del Viejo, su café en el Quinto Patio y sus caminatas por toda la ciudad.

“Las casas sólo llegaban hasta la México, de ahí para el poniente era puro monte”, recordó con un dejo de nostalgia.

Como ferrocarrilero vivió muchas cosas, desde la transformación de la industria de carga hasta una huelga que paralizó el movimiento por tren, pero siempre fue fiel a la institución aunque cuidando sus derechos y los de sus compañeros.

Recordó los juegos llaneros de beisbol, los partidos de empleados de ferrocarriles de Nuevo Laredo contra los de Laredo, donde vivió muchas anécdotas que hoy atesora en sus recuerdos.

“Estoy muy agradecido con Dios porque me dio una gran familia y me ha permitido disfrutarla, tuve una infancia un poco dura, pero salimos adelante y aquí estoy, festejando mis 100 años de vida”, dijo.

SALUDABLE Y FELIZ
Don Alejandro siempre fue un hombre sano y a sus 100 años lo sigue siendo, no tiene diabetes ni presión alta, come de todo y disfruta de la vida.

“Creo que lo mejor de mi abuelito es su actitud, la forma en cómo mira la vida, se levanta a diario, se arregla muy bien, almuerza y se quiere salir a dar la vuelta, aún quiere viajar, quiere volver a manejar, es un hombre muy positivo y un gran ejemplo para nosotros”, expresó su nieta Carolina.

Su hija Silvia consideró un gran regalo de Dios tener a su padre que enviudó hace 21 años de su querida esposa.

“Es un hombre que nos enseñó a no darnos por vencidos, a echarle ganas a la vida”, comentó Silvia, quien resaltó que su papá venció al cáncer de colon a los 90 años.

Para don Alejandro el secreto de vivir tanto y saludable ha sido su actitud, caminar mucho, vivir una vida tranquila y ser feliz.

Aunque ya no lo hace tan frecuente, le gusta ir a la plaza Jarvis, reunirse con sus amigos, recordar los viejos tiempos, darse una vuelta por el Quinto Patio en Nuevo Laredo y acudir a la misa de domingo en la iglesia Sagrados Corazones.

A los jóvenes les aconseja que sean respetuosos, que hagan familias felices, que vivan tranquilos y sean buenos ciudadanos.

Don Alejandro tiene 100 años de vida, pero eso no lo detiene para seguir buscando sueños, sueños que se comenzaron a forjar en su querido Nuevo Laredo, en la colonia Juárez y en los patios del ferrocarril, por donde caminó a diario por más de 44 años.

Aquí en sus años mozos cuando trabajaba en Ferrocarriles Nacionales de México.

Don Alejandro Herrera Flores es un hombre muy feliz a sus 100 años de edad.

El festejo de don Alejandro Herrera por sus 100 años, en un negocio de pizza, se hizo viral.Don Alejandro Herrera formó una gran familia, aquí con sus hijos.


MÁS NOTICIAS