El Mañana

viernes, 13 de diciembre de 2019

Cultura 2 julio, 2019

Celebran el natalicio de Antoine Saint-Exupéry

Con motivo del 119 aniversario del nacimiento del autor, el centro regional de promoción literaria decidió celebrarlo con una serie de actividades

La sala infantil de Estación Palabra recibió a los niños. En la actividad los chicos aprendieron y se divirtieron.

4200

Por Idalia Álvarez / idalia.alvarez@elmanana.com.mx

“Un viaje a lo inolvidable” fue lo experimentado por los niños en Estación Palabra Gabriel García Márquez, en la actividad desarrollada para celebrar un aniversario más del natalicio del creador de “El Principito”.

Con motivo del 119 aniversario del nacimiento de Antoine Saint-Exupéry, autor de esta clásica obra, el centro regional de promoción literaria decidió celebrarlo con una serie de actividades enfocadas al público infantil para acercarlos a la lectura.

“Un viaje a lo inolvidable: Dibújame una oveja” fue un taller con el objetivo de recorrer el universo de El Principito a partir de actividades creativas que fueron conducidas por la narración de los sucesos y personajes que transitan en esta historia. Se realizaron actividades que indujeron un acercamiento lúdico a la lectura de la obra.

Dentro del evento los niños realizaron varias manualidades, practicaron el dibujo, la pintura, el collage. Escucharon además la narrativa y participaron activamente en diferentes ejercicios.

Los chicos organizaron los equipos de los aviadores, estrellas, zorros, serpientes y viajeros, todos cooperaron para lograr culminar el divertido recorrido y disfrutar durante la mañana de trabajo de la mágica historia.
Antoine Saint-Exupéry nació en Lyon en 1900. Novelista y aviador francés; sus experiencias como piloto fueron a menudo su fuente de inspiración.

Tercero de los cinco hijos de una familia de la aristocracia (su padre tenía el título de vizconde), Antoine vivió una infancia feliz en las propiedades familiares, aunque perdió a su progenitor a la edad de 4 años. Estuvo muy ligado a su madre, cuya sensibilidad y cultura lo marcaron profundamente, y con la que mantuvo una voluminosa correspondencia durante toda su vida.

El año 1926 marcó un giro decisivo en su vida: publicó su narración breve “El aviador” en la prestigiosa revista literaria Le Navire d’Argent. En 1943 escribió El Principito, una fábula infantil de contenido lirismo e ilustrada por él mismo, la cual le dio fama mundial.