El Mañana

martes, 23 de abril de 2019

Deportes Futbol 2 abril, 2019

Chivas consumaría cuarto torneo sin liguilla

Las Chivas están obligadas a sacar la mayoría de puntos en el resto del torneo, para aventajar en el próximo año en la situación porcentual

Agencias

4200

Por Agencias

GUADALAJARA.- Los grandes también pasan por penurias.

La crisis de las Chivas va más allá de lo que presenta en este Clausura 2019, pues lejos de la racha de cinco partidos sin ganar y la posibilidad de quedarse sin Liguilla por cuarto torneo consecutivo, el principal problema para el cuadro tapatío es que empezará con la lucha por no descender el próximo semestre si no mejora de manera radical en los últimos 5 partidos.

Según los puntos obtenidos hasta la Jornada 12 de este torneo, el Guadalajara iniciaría el Apertura 2019 sólo por encima de Atlas, Querétaro, Veracruz y el equipo que ascienda (si está certificado), aunque estos dos últimos pueden subir como la espuma gracias a que iniciarían con cero puntos su conteo (los Tiburones si confirman con el pago de la multa de 120 millones de pesos su permanencia en la Primera División).

El tema del “Rebaño” se agudiza porque su proyecto tiene menos cabeza que los otros implicados en la lucha por mantener la categoría.

Lobos BUAP luce firme con Francisco Palencia; “El Rey Midas”, Víctor Manuel Vucetich, comienza a tener resultados en Querétaro, y Atlas le dio la confianza a alguien que siente la camiseta como Leandro Cufré.

De los cuatro grandes, el cuadro rojiblanco es el que más tendrá que estar al pendiente del descenso, pues América y Cruz Azul descansan en la parte alta de la tabla. Su único consuelo es que Pumas arrancaría en el sitio 12, tres por encima de ellos, aunque de poco le servirá si no se pone a trabajar y dar resultados inmediatos ahora bajo la batuta de una de sus figuras en los años 90’s, Alberto Coyote quien se quedará el resto del torneo en el banquillo, luego que el chiverío le diera las gracias a José Saturnino Cardozo, quien nada pudo hacer por mantener la buena inercia del arranque del torneo pese a los esfuerzos de la directiva por conseguirle refuerzos, quienes en su mayoría han quedado a deber.