El Mañana de Nuevo Laredo

18 noviembre, 2020

“El Chupacabras”: El día que atacó una granja en Nuevo Laredo


El Chupacabras El día que atacó una granja en Nuevo Laredo
El fenómeno del chupacabras llegó a la ciudad con un extraño ataque e una granja en el Ejido El Progreso.


De acuerdo con testimonios, un animal extraño mató a ocho borregos y gallinas en una granja al poniente de la ciudad

Por REDACCIÓN


Compartir esta publicación

Sus primeras apariciones fue en 1995, surgió en Puerto Rico, un  extraño fenómeno que pronto se extendería a diferentes partes de América Latina y que sería conocido como “El Chupacabras”.

Nadie sabía cómo era, pero a lo largo del continente se hablaban historias de un ser  que por las noches atacaba a los animales de las granjas a los que mataba, según los testimonios, succionando toda su sangre a través de dos orificios en el cuello, como si se tratara de un vampiro.

Surgieron muchas versiones y hay quienes decían que se trataban de seres extraterrestres, el fenómeno nunca se pudo comprobar, sin embargo continuaban apareciendo animales desangrados en diferentes partes del mundo.

TE PUEDE INTERESAR: Jessica Simpson en Nuevo Laredo; el día que visitó y apoyó un orfanato

De pronto ya nadie hablaba del tema, todo quedó en una leyenda, pero de la nada, a nueve años de su primera aparición, al poniente de Nuevo Laredo, en una zona rural amanecieron animales de una granja muertos de una extraña forma.

Fue en el ejido El Progreso donde una mañana de abril del año 2004, Héctor Santos Villarreal encontró animales de su granja muertos, a todos les habían drenado la sangre y no había rastros de pelea, Santos de inmediato lo relacionó con “El Chupacabras”.

De acuerdo con su relato, el animal habría matado a ocho borregas, ocho gallinas y otros animales a los que les succionaron la sangre en una incursión nocturna donde aparentemente no hubo ningún disturbio, incluso, ni el ladrido de los perros guardianes se escuchó.

Aunque la granja donde ocurrió el ataque se encuentra fuera de la mancha urbana, y muchos aseguraban que el ataque había sido provocado por un coyote, los habitantes del lugar no estaban convencidos, ya que todos los animales estaban sin sangre y esa no es la menara en que cazan los coyotes.

Algunos veterinarios acudieron al lugar donde sucedió el ataque y pudieron confirmar que los animales muertos estaban desangrados y todos tenían lesiones similares a la altura del cuello, sin embargo les pareció extraño que cada uno había sido sacado de sus jaulas de metal y nadie escucho ruidos.

Después de esos hechos no se supo más del caso, muchos no creyeron la historia del supuesto ataque del “Chucpacabras” en Nuevo Laredo, una noticia que le dio la vuelta al país por la manera en que fueron encontrados los animales muertos, pero que jamás se pudo comprobar que había ocurrido aquella noche de abril del 2004.

El mito del “Chupacabras” nunca se pudo comprobar, pero ya forma parte de la cultura popular y hay quienes hasta le han dado una identidad.


Compartir esta publicación

Chupacabras Mitos nuevo laredo


Más noticias