El Mañana

jueves, 19 de septiembre de 2019

Cultura 8 junio, 2019

Cierra sus ojos

La comunidad artística llora el fallecimiento del joven y talentoso actor José Angel Rojas

José Angel Rojas QEPD

4200

Por IDALIA ÁLVAREZ idalia.alvarez@elmanana.com.mx

La comunidad artística y cultural de Nuevo Laredo está de luto por el sensible fallecimiento ayer del actor José Ángel Rojas, quien se destacó por su talento y participación en grandes producciones locales.

Con entusiasmo y gran profesionalismo este joven histrión se abrió paso en la escena teatral, donde dejó huella en cada escenario y montaje, por su entrega.

En 2010 llegó a la Compañía Teatral Amigos, dirigida por el icónico maestro Lupillo de la Paz, junto a quien realizó varias obras como Vaselina, Anita La Huerfanita y sus dos más recientes producciones Los Chicos de la Banda y Hair.

Uno de su último trabajo fue el taller de teatro “La actuación dese la expresión verbal”, ofrecido a finales de mayo del presente año en la Casa de la Cultura.

En este grupo de teatro José Ángel Rojas encontró su segunda familia, igual de amada que la sanguínea. Su principal lazo de unidad con el director Lupillo de La Paz y sus colegas actores fue la gran pasión por la actuación, y el amor por el arte y cultura en general.

“Rojas fue mi defensor en todo momento, amigo, hermano, alumno,hijo y siempre rebelde, preciso y seguro, con un gran corazón. Extrañaré sus disputas en clase y las idas al teatro callando al público a gritos y que apagara celulares para que Rojas viera la obra”, compartió el director teatral.

Habló también de cómo José Ángel se integró a la actuación de su compañía. “El llega a mi compañía de teatro en el 2010 audicionando para Vaselina, luego vino Sorpresas, Anita La Huerfanita, Los Chicos de la Banda, Hair”. Añadió: “Ahora me deja un vacío escénico de dos obras, ‘Por qué no te quedas a desayunar’ y el musical Cats. Seguro habrá silencio en el cielo, porque Rojas querrá ver mis obras desde allá, anhelo que siga evolucionando en el reino de su conciencia espiritual”.

Luego de destacadas actuaciones con este grupo y su versatilidad, él consiguió llamar la atención de muchos otros, quienes lo invitaron a pertenecer a elencos de producciones muy variadas, como festivales navideños, musicales, festivales del día de muertos,pastorelas, intervenciones especiales, entre otros.

Uno de las actuaciones más importantes de su vida, así lo denomina él, fue representar a Jesucristo en el viacrucis musical de la Iglesia Guadalupe, celebrado en 2017.

“José Ángel, tu partida nos tomó por sorpresa, para recordarnos que el presente es lo importante, así como disfrutar y valorar cada día, como tú lo hacías, ya fuera como espectador o sobre un escenario, siempre haciendo lo que te ponía feliz. Lamentamos tu desprendimiento físico y enviamos nuestras sentidas condolencias a tu familia, sabiendo que seguirás entre nosotros, en nuestros recuerdos y proyectos, como parte de esta gran familia teatral neolaredense”, indicaron Damián Aviña y los integrantes de Teatro Incandescente.

“José Ángel era un guerrero con un gran corazón, era leal, divertido, amable, inteligente, valiente y honesto. Era un pilar de la comunidad artística, siempre apasionado y preocupado por la calidad y promoción del arte y la cultura de Nuevo Laredo; no le temblaba la voz o la mano para defender lo que consideraba injusto, pero siempre con fundamentos y con respeto”, señaló su gran amiga la soprano y profesora de canto Dora Rangel.

“Toda nuestra comunidad artística está de luto, se nos adelantó en el camino nuestro gran amigo José Ángel Rojas, y hablar de él es hablar del amor incasable al teatro, la danza, el cine, artes plásticas, música, el siempre presente en todo evento cultural, te vamos a extrañar querido amigo, gracias por lo mucho que has dejando en cada uno de los que tuvimos la oportunidad de conocerte. Mi más sentido pésame a toda la familia, seguramente tú tránsito y llegada a una vida mejor esté llena de luz, el amor de todos nosotros te acompaña”, refirió la bailarina y maestra de danza Alicia Ledezma.

Chuy Gatica expresó: “Honestamente estoy muy consternado por la pérdida física de nuestro compañero y amigo José Ángel Rojas. Tuve la oportunidad de compartir escenario con él en diversas puestas en escena, como Los Chicos de la Banda en la Compañía Teatral Amigos, a la cual me invitó a participar en ese montaje, y Río Vivo con la comunidad teatral de Nuevo Laredo. También participó en la puesta en escena de Los Reyes Vagos con el grupo de teatro Matices, el cual dirijo, y participó como Arcángel y como Rey Mago llevando juguetes a una casa hogar y Rosca de Reyes con chocolate a niños de colonias de escasos recursos.
“A José Ángel Rojas lo recuerdo como un gran ser humano, siempre lleno de alegría, siempre sonriente y también siempre luchando por mejorar las condiciones de los que hacemos teatro y de la cultura en Nuevo Laredo. Compartimos muchas sonrisas y también ideas”.

“José Ángel, mejor conocido como “Rojas”. Mi compañero de aventuras teatrales, te nos adelantaste, pero me quedo con muchos recuerdos y también fotos, te conocí cuando adicionaste,eras de los nuevos en la Compañía Amigos y fuiste mi pareja en “Vaselina”, bailábamos y hacíamos creer al público que éramos novios. Fuiste sacerdote y yo monja en “Sorpresas”. Fuiste mi jefe y pareja en “Anita la huerfanita” donde adoptabas a mi hija en la vida real. Luego formé mi propio grupo y te invité, fuiste un esposo sumiso en “Apenas son las cuatro”. Eras uno de mis actores favoritos. Siempre tan responsable, tan profesional, tan alegre. Como extraño las reuniones donde todos cantábamos con el karaoke, bailábamos y nos divertíamos sanamente. Ensayábamos en mi casa, conociste a mis hijos y una vez que llegaste mi hijo pequeño te dijo papá, jajaja; fuiste algo así como un hermano para mí, te quiero mucho y me duele no haber estado cerca de ti últimamente cuando enfermaste, siempre estabas trabajando y ocupado en lo que tanto te apasionaba: el teatro. Te ví en tu último taller y te llevé a mi hija. Hoy recibo esta triste noticia, pero ya estás descansando. Algún día nos volveremos a ver, ya Claudia Yáñez estará contenta porque le harás compañía y no los van a parar de las carcajadas, ya me los imagino! Este solo es un hasta luego…” compartió otra gran amiga de venturas y de oficio artístico Nancy Lilian Vargas Pérez.