El Mañana de Nuevo Laredo

11 agosto, 2020

Cinco enfermedades frecuentes en niños en este verano


Cinco enfermedades en niños en verano
Cinco enfermedades en niños en verano


Conviene conocer cuáles son las enfermedades más frecuentes en sus menores durante esta etapa.

Por Redacción El Mañana


Compartir esta publicación

No todo es infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 o COVID-19, ni tampoco lo será, y menos en niños, donde apenas se han visto afectados por esta pandemia. Por eso, y sobre todo para los padres, conviene conocer cuáles son las enfermedades más frecuentes en sus niños durante esta etapa en verano.

   Así lo defiende la pediatra Lucía Galán Bertrand, fundadora del Centro Creciendo de Alicante, y más conocida en redes sociales como Lucía, mi pediatra, con motivo de la publicación de su libro ‘El gran libro de Lucía, mi pediatra’ (Planeta), un manual sobre la salud y el bienestar del bebé hasta su adolescencia, escrito en tono divulgativo y ameno, en el que puede encontrarse todo lo necesario para entender las enfermedades más habituales y las respuestas a todas esas preguntas que asaltan a padres y madres cada día.

Cinco enfermedades frecuentes en niños en este verano

Con ello, la ‘Mejor Divulgadora de España’ por la Organización Médica Colegial enumera en una entrevista con Infosalus, cuáles son esas 5 enfermedades más frecuentes en verano entre los pequeños de la casa para que no queden dudas durante esta pandemia:

   1.-Las gastroenteritis, las diarreas, los vómitos y la fiebre. La diarrea y los episodios de vómitos son, junto con la fiebre y los catarros, uno de los motivos de consulta más frecuente de los niños, según destaca, a la vez que recuerda que no existe tratamiento específico y curativo como tal en los casos de gastroenteritis. “El objetivo es garantizar la hidratación del niño y saber por qué vomita”, llama la atención esta pediatra.

La inmensa mayoría de las diarreas en los niños son de origen vírico, según precisa, siendo el rotavirus la causa más frecuente en menores de 4 años. A su vez, dice que un pequeño porcentaje de diarreas se deben a bacterias como la salmonella, la campylobacter y la shigella. En estos casos pueden aparecer fiebre alta, escalofríos, afectación del estado general, dolor abdominal intenso, sangre en las heces, y mayor riesgo de deshidratación, tal y como advierte.

2.- La otitis externa o del nadador, originada por la humedad de la piscina y las horas de remojo en el agua, que favorecen el crecimiento bacteriano en el oído. “Esta infección está localizada en la piel que recubre el conducto auditivo externo, de ahí su nombre. Los gérmenes provienen del exterior, a menudo de piscinas. Son propias del verano, muy dolorosas, y rara vez producen fiebre”, agrega la doctora Galán.

Celia Lora complace a seguidores; se muestra en transparencia

3.- En cuanto a las quemaduras solares, la pediatra lamenta que suelen ser frecuentes en esta época y a pesar de que se insista en la necesidad de proteger a los hijos con factor de protección del 50, y a partir de los 6 meses, de forma frecuente. En este sentido, la doctora aconseja evitar la exposición en las horas de máximo sol, entre las 12 y las 18 horas. Advierte aquí sobre los golpes de calor en adolescentes, “bastante frecuentes porque se hidratan poco”.

Cinco enfermedades frecuentes en niños en este verano

4.- Sobre la fiebre destaca que no es una enfermedad, sino “el signo estrella de consulta en la infancia durante todo el año”, cuya causa puede ser múltiple. “La causa más frecuente son las infecciones. Los pediatras valoramos todos los síntomas, y es uno más”, sostiene.

 Asimismo, mantiene que si el niño tiene 38 grados de fiebre y se encuentra bien, sin malestar, hay que dejarlo descansar, pero sí mantenerse alerta sin perder la tranquilidad. “No le des medicinas aunque tu madre insista. No tratamos la fiebre sino que tratamos el malestar.

5.- Las picaduras de insecto mosquito, avispa, de medusas siempre aumentan en el verano. En cuanto a las de insectos, aconseja no acercarse a los lugares donde se concentran, como nidos o panales, no correr si el insecto está cerca o se posa en el cuerpo, y no ir descalzos en zonas con hierba o flores. Se debe acudir a Urgencias si la lesión es muy llamativa y, por ejemplo, afecta a párpados, labio o lengua, y si además de la hinchazón se observa tos, dificultad respiratoria, vómitos o cualquier reacción que se aprecie grave.


Compartir esta publicación

cinco enfermedades niños verano


Más noticias