El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Nuevo Laredo 12 abril, 2019

Clama ayuda; pende de hilo vida de su hijo

4200

Por Emma Treviño

Una lesión en la oreja izquierda de Dereck, de 11 años, pone en riesgo su vida.

El riesgo más latente es que la infección que sufre en su oreja se vaya al cerebro, ya que padece de un aneurisma cerebral que se complicó con una meningitis. Es urgente que le sea extirpado ese absceso, pero ninguno de los dos hospitales de la Secretaría de Salud lo quiere hacer.

Dereck Damián García Hernández padece crisis convulsivas, además de otros cinco problemas de salud.

“Mi hijo se hizo la lesión con un cajón. Hace aproximadamente un mes era una pequeña bolita, pero ahora está muy grande, está morada y por la parte de atrás se ve muy negra. Ya lo llevé al Hospital General, pero ahí una enfermera de nombre Lupita mientras le limpiaba me dijo que no se podía hacer nada por él porque no se cuenta con los médicos ni el material para atenderlo”, expresó Mireya García Hernández, su madre.

Destacó que en el General le dejaron en claro que no tienen personal para este tipo de hematomas, a pesar de que les explicó que lo llevó a un particular como le indicaron en ese hospital, pero sólo le sacaron el absceso con una jeringa, luego por unos días estuvo bien y le volvió a salir.

Del hospital la mandaron al Centro de Salud del Parque Industrial Longoria, pero lejos de recibir ayuda le dijeron que no se cuenta con material para hacer el procedimiento, canalizándolo al Hospital Materno Infantily allí pues tenía que dar mínimo 2 mil pesos de anticipo, dinero que no tiene.

Conto que en el Materno Infantil, el médico que la recibió le pidió hacerle unos estudios a su hijo para poder intervenirlo, pero no cuenta con los medios y el Seguro Popular no se los cubre.

La madre y el niño viven en una casa abandonada en la colonia Los Olivos 1, la que los vecinos le ayudaron a limpiar.

“Antes trabajaba en una fábrica, pero ahora no puedo, mi hijo requiere de toda mi atención. Me me piden estudios, estamos sobreviviendo de la ayuda que nos da la gente, estoy desesperada, tengo miedo que mi hijo se muera, ayúdenme a salvarlo”, clamó Mireya.

Dijo que aunque el médico la apoya con la cirugía sin cobrarle un solo peso, cuando fue a caja le informaron que el Seguro Popular no lo cubre y mínimo debe dejar un anticipo de 2 mil pesos y en total requiere de cuando menos 16 mil pesos.

“Fui a hablar con el director, pero me dijo que tenía que dar ese anticipo, que me arreglara con el médico de cómo pagarle. El doctor Ismael me dijo que no me va cobrar, pero el hospital y el resto del personal sí”, expresó.
Ayer un médico de una farmacia similar le advirtió que su hijo pende de un hilo, dejar pasar más tiempo lo arriesga a un infarto cerebral o paro respiratorio y puede morir en cualquier instante.

Las personas que quieran apoyar a Dereck, pueden llevar ayuda a la casa que habita, en Planeación Municipal 1022, en Los Olivos 1, o llamarla al teléfono 899-947-8100.