El Mañana

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Nuevo Laredo 9 junio, 2019

Con 43 grados y no dejan de trabajar

Bajo el candente sol, que cae como plomo derretido, a la intemperie y sin protección o frente a una parrilla ardiente, desempeñan día a día su labor

FOTOS: JUAN DE LA CRUZ/EL MAÑANA

4200

Por EMMA TREVIÑO

Retirar la basura de las calles o levantar un muro, son profesiones que no tienen refugio ante los intensos rayos del sol.

José coloca ladrillos soportando 43 grados centígrados, con una sensación a veces por encima de los 46. A pesar del calor, sabe que no puede darse el lujo de andar en manga corta y debe cubrir su cabeza y cuello, además siempre carga galón de agua.

Ayer en Nuevo Laredo se experimentó una temperatura superior a los 43 grados centígrados, en algunas áreas de la ciudad la sensación térmica era de 45 grados, sobre todo en donde no hay mucha vegetación.

“Mis hijos me dicen que ya ni me parezco, que me veo diferente, hasta yo hay ocasiones que ni me reconozco, ya estoy bien tatemado de la piel”, expresó José.

Aunque ya está acostumbrado bajo estas condiciones, el calor no deja de ser infernal.

Destacó que para aguantar más de 8 horas bajo los intensos rayos del sol, se las ingenia para protegerse de estas temperaturas, que cada vez las siente más intensas.

Pedro, quien se dedica a la venta de tacos de carne asada, dijo que el calor frente al asador es más infernal, y no es para menos la lumbre parece adherirse a su piel.

“Aquí estamos, no hay de otra, tenemos que sacar para la papa, y tenemos que mitigar el calor con pura agua, para no deshidratarnos”, dijo.

Mientras que Francisco, quien trabaja en Servicios Primarios, dijo que estar casi 12 horas bajo los rayos del sol: “Aquí tenemos que tener la piel de perro para soportar estas altas temperaturas, sino, no la armamos”, dijo.

Comentó que de su casa sale a las 5:00 de la mañana para ganarle en lo más que pueda al sol, porque de lo contrario, no se rinde en la chamba.
“De verdad que es insoportable, pero ya estoy acostumbrado a lidiar con el sol, la lluvia, el frío… aunque el calor es más molesto cuando se trabaja en la calle”, expresó.

Entre tanto, el Sector Salud recomienda a la población el uso de bloqueador solar para protegerse de los intensos rayos solares, hidratarse con abundantes líquidos, especialmente agua natural

Asimismo hacer uso de camisas de manga larga de colores claros, usar gorra, sombrero o sombrillas y evitar exponerse a los fuertes rayos solares entre las 12:00 del mediodía y las 5:00 de la tarde, por la vulnerabilidad de un golpe de calor e insolación que de no tratarlo a tiempo puede causar la muerte.

Levantar un muro es más complicado con temperaturas de 43 grados.

¡Qué calor!… ¿Verdad? Luego de cuatro días por encima de los 42 y hasta los 44 grados centígrados, el lunes los habitantes de los dos Laredos podrán disfrutar de temperaturas “casi templadas”.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS, por sus siglas en inglés) anunció que para el lunes se pronostican 32 grados centígrados (88F), con 40 por ciento de posibilidades de lluvias intensas o hasta tormentas.

Para el martes, el NWS pronosticó que amaneceremos a 23 grados centígrados (73F) y por la tarde la máxima será de 33 grados centígrados (91F), también con 40 por ciento de posibilidades de lluvia.

Esos mismos 23 grados serán los que se dejarán sentir el miércoles por la mañana.

El calor tampoco será tan intenso el miércoles y el jueves, cuando el NWS considera que la máxima no pasará de los 36 grados centígrados (97F), aún muy lejos que este fin de semana sofocante que aún ahoga a los amboslaredenses.

Para los habitantes de los dos Laredos, este cambio es prácticamente una bendición, pues desde el jueves se dejó sentir una ola de calor que alcanzó los 44 grados centígrados en algunas zonas de los dos Laredos, donde hay poca vegetación.

EL TIEMPO…Y el lunes hará menos calor