El Mañana

domingo, 22 de septiembre de 2019

Tecnologia 6 abril, 2019

Con iPhones falsos, Apple cae en estafa y pierde más de 17 mdp

Estudiantes chinos aprovecharon su proceso de garantía para hacerse de iPhones nuevos de forma gratuita

4200

Por SDP NOTICIAS

Yangyang Zhou y Quan Jiang, un par de estudiantes de ingeniería, se habrían convertido en los operadores de un esquema fraudulento en el que la compañía estadounidense Apple habría sido la principal afectada, a través de su proceso de garantía.

De acuerdo con el portal Oregon Live, los jóvenes de origen chino importaron miles iPhones falsos que enviaron a la compañía con el pretexto de que no se encendían, aprovechando la garantía de la compañía para recibir un equipo totalmente nuevo.

Posteriormente, los iPhones reales eran enviados al extranjero para que otra persona los vendiera por un precio menor al que Apple los ofrece, aunque los estudiantes aseguraron a la fiscalía general que no tenían conocimiento de que los equipos enviados a la firma tecnológica eran falsos.

Los sospechosos envíos los delataron

Los agentes federales comenzaron a investigar el asunto después de que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos confiscara al menos cinco envíos sospechosos de teléfonos móviles con marcas y características de diseño de Apple.

De acuerdo a los documentos de la investigación, Jiang recibía regularmente paquetes que contenían entre 20 a 30 iPhones enviados por un socio localizado en China, quien a cambio de su esfuerzo le pagaba a la madre del joven para que esta le depositara a su hijo.

Las autoridades calculan que Jiang estaba asociado a cerca de 3,069 reclamos de garantía, de los cuales únicamente 1,493 fueron aceptados e intercambiados por un iPhone nuevo, mientras que el resto fue rechazado.

Recomendamos: Imágenes del chasis confirmarían sistema de cámara triple en el iPhone XI

Apple pierde más de 17 millones de pesos

Por su parte, al compañía estimó pérdidas por más de 17 millones de pesos mexicanos (895,800 dólares) debido a los reclamos de garantía que hicieron los estudiantes, en los que Zhou habría participado en por lo menos 200 de esos reclamos, así como en algunos envíos al extranjero.

Tanto Zhou como Jiang se encontraban viviendo legalmente en los Estados Unidos con visas de estudiante mientras cometían el ilícito, aunque el primero terminó sus estudios de ingeniería en la Universidad Estatal de Oregón el invierno pasado, mientras que Jiang estudió ingeniería la primavera pasada en el Colegio Comunitario de Linn Benton.