El Mañana

viernes, 20 de septiembre de 2019

Laredo Texas 25 mayo, 2019

Contratarán 100 nuevos jueces de inmigración

Cada juez de inmigración es apoyado por un equipo; un abogado, un asistente legal; y hasta otros dos puestos que pueden ser un asistente legal adicional, un intérprete y otro personal de apoyo a la misión

4200

Por Francisco Díaz

LAREDO, TX.- Con el objetivo de reducir el grave rezago de 850 mil casos de inmigración en las zonas de la frontera, el congresista federal Henry Cuéllar aseguró 100 nuevos jueces de inmigración en el proyecto de ley de asignaciones del año fiscal 2020 para el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ) y para la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR).

Cada juez de inmigración es apoyado por un equipo; un abogado, un asistente legal; y hasta otros dos puestos que pueden ser un asistente legal adicional, un intérprete y otro personal de apoyo a la misión.

Además de asegurar los equipos de jueces de inmigración, Cuéllar obtuvo fondos para garantizar que estos jueces de inmigración adicionales tengan un espacio adecuado en la corte para llevar a cabo procedimientos judiciales de inmigración y un lenguaje que promueva la eficiencia de la corte de inmigración.

En el año fiscal 2017 el legislador aseguró la contratación de por lo menos 55 jueces, en el año fiscal 2018 fueron otros 100, 50 más en el 2019 y 100 más en el 2020 para un total de 315 jueces.

Resaltó que mientras hay 484 jueces de inmigración autorizados, EOIR sólo tiene 426 tribunales. El legislador se aseguró de que el comité proporcionara los fondos adecuados para respaldar la adquisición de espacio adicional en la corte por parte de EOIR.

El lenguaje del informe alienta a EOIR y al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a explorar la ubicación conjunta de los componentes del DOJ y DHS con las responsabilidades relacionadas con la inmigración, incluidos los tribunales de inmigración, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), las Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Inmigración y Control de Aduanas (ICE), y profesionales de la atención médica.

“La acumulación de casos judiciales de inmigración se ha expandido a un ritmo tan significativo que el sistema está sobrecargado de trabajo”, dijo el congresista.

Agregó que el número de casos se ha cuadriplicado desde el 2006, con más de 850 mil casos atrasados. La cantidad de jueces de inmigración con relación al aumento en los casos entrantes ha causado largos periodos de espera, con una espera promedio de 746 días.

“Ya no podemos detener a individuos y familias en la frontera ni liberarlos con la esperanza de que regresen para su día de corte. Aumentar el número de jueces de inmigración es una solución de sentido común para el creciente número de migrantes que buscan asilo en la frontera”, explicó.
Mencionó que el aumento del número de jueces no da lugar a un aumento en las solicitudes de asilo meritorias. De cada 100 afirmaciones de “temor creíble”, en promedio, sólo unas 12 dan como resultado la concesión de asilo por parte de un juez de inmigración.

“Al implementar más equipos de jueces de inmigración, podemos adjudicar adecuadamente a las personas y familias que ingresan a nuestro país mientras protegen a nuestra nación y la frontera. Promover el Estado de Derecho y hacer cumplir el debido proceso es esencial para la democracia de Estados Unidos”, dijo.