El Mañana de Nuevo Laredo

8 noviembre, 2020

Crece 50% contaminación del río Bravo


Las aguas contaminadas del arroyo El Coyote desembocan primero en El Laguito y luego en el río Bravo.


Comapa asegura que en 2021 se iniciarán reparaciones de colectores que descargan aguas negras al Laguito

Por Eddie de Alba


Compartir esta publicación

En los últimos dos años, el problema de las aguas negras no tratadas que llegan al río Bravo ha aumentado en gran medida, según cifras de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) en Nuevo Laredo. A comparación de los últimos años, han aumentado hasta en 50% su volumen y el arroyo El Coyote es el más afectado.

“El Coyote es donde se está presentando un volumen mayor de aguas negras que llegan hacia el río Bravo, ha aumentado en estos últimos dos años, cerca de un 50 por ciento de lo que normalmente se tenía en años anteriores”, dio a conocer Agustín Boone González, representante de CILA.

Actualmente en Nuevo Laredo, hay cerca de 12 puntos de agua no tratadas que llegan al río Bravo, esto se da principalmente en los arroyos Alazanas, La Joya y El Coyote, aparte hay otros fluviales: Monterrey, América y algunas otras pequeñas descargas en el centro de la ciudad.

“Se ha visto que hay rupturas del colector Coyote o distintos puntos de la ciudad, donde se ve que falta rehabilitación en la entrada del colector y las agua se van hacia el punto más bajo que vienen siendo los arroyos, posteriormente para el río Bravo”, explicó.

Derivado de este problema que va en incremento y prolongando con los años, el representante de la CILA dijo que en coordinación con Comapa se encuentran realizando un estudio de búsqueda de soluciones a la rehabilitación de las aguas negras en la ciudad.

EL PROYECTO

Para Nuevo Laredo este problema no es nuevo, sin embargo pese al paso de los años este ha llevado a que el problema empeore, a raíz de su abandono por las autoridades, por tanto la realidad actual es que no existe el tramo de tuberías derivado del gas metano que expidan las aguas negras del drenaje, ocasionando así un colapso en donde antes existía las líneas.

“Estamos en coordinación con la Comapa, para ver la posibles soluciones de estas afectaciones en planes de trabajo, hay estudios que se están implementando en El Coyote; se tiene programado un monto para implementar, esperemos que con esto el próximo año que comiencen los trabajos podamos disminuir en gran medida esta fuente de contaminación. Una vez terminados estos estudios en donde se identifica qué tramos se encuentra dañado y cuales son las condiciones, posteriormente se inicia con los trabajos correspondientes”, expresó Boone González.

Por su parte, Luis Moreno, gerente de Comapa, mencionó que tienen programado terminar los estudios a más tardar para fin de año e iniciar físicamente el año entrante, y añadió los avances hasta la fecha.

“Tenemos programado terminar los estudios a más tardar para fin de año para poder empezar a cerrar todo y el año que entra más o menos para marzo empezar las licitaciones y empezar la construcción física de todas las líneas que alcanzará el proyecto”, expresó.

“Con los estudios llevamos aproximadamente entre un 80 y un 90 por ciento de avance para un préstamo a fondo perdido de aproximadamente 7.8 millones de dólares, en donde es una colaboración de Estados Unidos con México, quiere decir que por parte del EPA y el Nadbank nos van a proporcionar el 50 por ciento de los 7.8 millones de dólares y México, por parte de Conagua, daría el otro 50 por ciento para poder concretar los proyectos que se tiene programado para arreglar los cárcamos y los rebombeos de las líneas generales de lo que viene siendo del arroyo El Coyote Norte”, añadió.


Compartir esta publicación

Más noticias