El Mañana

lunes, 21 de octubre de 2019

Estado 22 julio, 2019

Cuando el Estado miente con las cifras de muertos

Investigación de México Evalúa muestra que muchos estados clasifican asesinatos como simples accidentes

4200

Por Daniel Rosas

Si la autoridad señala que la muerte de una persona fue un accidente, el caso prácticamente se cierra. Eso, lamentablemente ocurre con frecuencia, de acuerdo con el nuevo estudio Fallas de Origen ICEC de la organización México Evalúa.

“A partir de una comparación entre la predicción de los homicidios culposos y aquellos que ocurren en la realidad, identificamos indicios de una posible manipulación de los datos de este delito”, de acuerdo con el reporte Fallas de Origen, Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal (ICEC) de la organización México Evalúa.

El ICEC se enfoca esencialmente en los homicidios culposos y dolosos. La hipótesis fundamental de trabajo con respecto a estos dos delitos es que existen entidades federativas que pueden estar clasificando algunos homicidios dolosos o intencionales como si hubiesen sido homicidios accidentales o culposos. Esto se puede deber a distintos motivos:

1) Errores humanos por una posible falta de capacitación al momento de la sistematización de los datos;
2) Capacidades limitadas de investigación;
3) Falseamiento de datos con el fin de acceder de manera artificial a fondos y subsidios;
4) Fallas, malos hábitos y cuellos de botella en el sistema judicial; y
5) La intención deliberada de modificar los datos por parte de los operadores.

Recordemos, detallan, que los homicidios dolosos y culposos deberían ser independientes los unos de los otros, es decir, no deberían estar correlacionados ni condicionados a las mismas causas y factores.

“Debido a la gran heterogeneidad entre las entidades federativas y a que la naturaleza de la violencia es distinta en cada una de ellas, se analizó cada Estado por separado.

“Aunque para cada Estado es distinto, los modelos construidos mediante las regresiones explican una gran parte de los movimientos de los datos de homicidios culposos. Esto quiere decir que, teniendo los datos de homicidios dolosos –adicionalmente a la población del Estado y algunos factores temporales–, se puede hacer una predicción bastante acertada de los homicidios culposos”, reportaron.

TAMAULIPAS, CON SALTOS SOPECHOSOS

“Ocho entidades presentan uno o más saltos de nivel. Esto quiere decir que los homicidios culposos crecen de manera súbita y se mantienen en ese nivel más alto durante varios periodos, creando así una especie de escalón. Dichos escalones pueden extenderse a lo largo de varios años.

“En ocasiones los homicidios culposos regresan al nivel más bajo (por ejemplo, en Jalisco, México, Nayarit o Tamaulipas), pero no en todos los casos es así. Los saltos de nivel pueden responder, en el mejor de los casos, a cambios metodológicos al interior de las instituciones. En escenarios menos optimistas, pueden responder a intereses políticos”, revelaron.

TAMAULIPAS TIENE FALLAS

“El Estado de Tamaulipas ocupa la décima posición en el listado del ICEC. La entidad sale relativamente bien evaluada en tres de los cuatro componentes del índice, siendo la atípica evolución de los homicidios culposos lo que hace que la entidad no salga mejor evaluada.

Claramente, detallan, la evolución de homicidios culposos en Tamaulipas no es aleatoria. Este tipo de homicidios inicia el periodo de análisis descendiendo hasta alcanzar el punto más bajo en el 2004. A partir del 2006 hay un incremento tras el cual la entidad logra estabilizarse en alrededor de 40-45 homicidios culposos mensuales. A partir de diciembre del 2013 vuelve a verificarse un incremento importante en el número de homicidios, ubicando a la serie por encima del umbral de oscilación.