Danza Contemporánea

Alunizaje: Danza bajo la luz de la luna

A ritmo de la música de Lola Marsh y Kali Ulchis, Donaldo Burgoa presenta el montaje contemporáneo
domingo, 3 de julio de 2022 · 18:07

El bailarín neolaredense Donaldo Burgoa Pérez estrena el montaje escénico “Alunizaje” en el recital de fin cursos de la Escuela Profesional de Danza de Mazatlán (EPDM).

Burgoa Pérez presentó esta pieza artística que coincidió con el marco de conmemoración del Día del Orgullo LGBT, para visualizar a la comunidad.

En “Tiempos de oleaje”, alumnos de la Licenciatura en Danza Contemporánea de la EPDM, expresaron sus emociones en el Teatro Ángela Peralta, en un evento que contó con la participación especial de la destacada coreógrafa norteamericana, Bethany Mitchell.

Alrededor de 90 estudiantes presentaron sus trabajos finales en una función que permitió observar distintos mensajes a través de poemas dancísticos.

La propuesta del tamaulipeco fue un monólogo interpretado por él mismo, con música de Lola Marsh y Kali Ulchis, que de acuerdo a la crítica de medios de Mazatlán; impactó al público con su vestuario de una novia de intensa mirada y voz grave, con sentimientos profundos por la vida y el amor.

En entrevista para El Mañana, el bailarín de danza contemporánea compartió impresiones sobre su trabajo escénico.

“Las cuatro pistas que conforman la pieza coreográfica son interpretadas por Lola Marsh, Kali Ulchis, Rosalía y Eydie Gormé. En ella se puede ver a Mabel que tiene un amor de ultramar y emprende una caminata lunar hacia el altar hasta la eternidad, en cada paso un deseo y en toda mirada un recuerdo, juntos solo para redescubrir el amor y llevarle serenata a la luna, quien le bañará sus pestañas con su brillo”, indicó.

En cuanto al proceso creativo el entrevistado comentó “El proceso en particular fue bastante orgánico, todo fue hasta cierto punto muy espontáneo y sincero, se empezó por la selección musical y de ahí derivaría el estado de Mabel, su forma de caminar, observar y amar”.

“La máscara corporal, creación de personajes y el lipsync, son herramientas escénicas que siempre me han provocado mucha curiosidad, para esta pieza decidí plural y combinar estos elementos, que darían lugar a la materialización de una bella ficción, una chica que redescubre el amor y acude a la luna por sus consejos y su luz”, señaló.

“En algunos ensayos en el teatro no me gira tan fácil entrar de lleno en la ficción que se proponía, además de ser una pieza que intima mucho con la audiencia, la caminata comienza desde la entrada del teatro, pasando por las butacas y llegando al proceso donde se desarrolla el resto de la ficción, para terminar desapareciendo en el telón”, añadió.

Burgoa Pérez también habló sobre cómo lo han inspirado los talentos de la danza pertenecientes a la comunidad LGBT.

“Los artistas que son parte de la comunidad LGBT me han inspirado a intentar traducir esta diversidad a un discurso coreográfico, han enriquecido mis concepciones en torno a la escena y han multiplicado mis opiniones para habitarla y compartirme de una forma poética, expresiva, sincera y amorosa. El amor es el mensaje”, finalizó.