El Mañana

lunes, 23 de septiembre de 2019

Laredo Texas 18 mayo, 2019

Dan placa a madre de policía asesinado

El Ministerio Público Isidro Alanís, encontró tal insignia de oficial, la llamada “bacha” en Estados Unidos, conocida en México, coloquialmente como “charola”

4200

Por MAURICIO BELLOC

LAREDO, TX.- “Me dio en el corazón y se lo agradezco a Chilo Alanís, porque no me quedó nada material de mi hijo (José Gerardo Herrera), solo su memoria, lo bonito y bello que guarda de un hijo toda madre que lo ha despedido de la tierra, ahora en verdad que me ha movido tanto el Fiscal de Distrito con la entrega de la placa o insignia de mi hijo y su camisa, las que acaba de encontrar luego de 33 años del homicidio de mi bebé, eran las que vestía ese día”.

El llanto se hizo presente en los ojos y mejillas de doña Rosalinda Herrera, quería pero las palabras no salían de su garganta anudada, la madre del jovencito “Curly” Herrera (tenía 22 años de edad el día de su fallecimiento) este viernes en la ceremonia a oficiales caídos del Departamento el Sheriff del Condado de Webb, durante el Día Nacional de Oficiales de la Ley, de manos del Agente del Ministerio Público del Estado, recibió el distintivo,
Alanís con la complicidad del sheriff Martín Cuéllar, sorprendieron a una madre que perdió hace 33 años a su gran tesoro, pues el fiscal de distrito le entregó la placa de “Curly”, el medallón de oficial que llevaba al momento del trágico suceso.

Luego de 33 años de estar guardada o extraviada en una bodega de la Fiscalía de Distrito de Webb, el Ministerio Público Isidro Alanís, encontró tal insignia de oficial, la llamada “bacha” (badge) en Estados Unidos, conocida en México, coloquialmente como “charola”.

“Estaba guardada en una bolsa junto con la camisola que también le entregaremos en breve a doña Rosalinda, es algo inexplicablemente que ahora llegada la fecha tan singular a la de hoy para los oficiales de paz, la hayamos encontrado, esas prendas personales no fueron utilizadas como evidencia en el juicio del criminal Rogelio Hernández, entonces quedaron guardadas y no sabemos porqué, desde hace poco más de tres décadas, no les fue entregada su madre de José Gerardo, a sus familiares”, dijo el agente estatal, al momento de que acompañado del comisario Martín Cuéllar entregaron el distintivo personal de alguacil, de José Gerardo.

“Ese día (3 de febrero de 1986) José Gerardo se resistía ir a trabajar a la cárcel, tenía a bastantes de sus primos que vinieron de otras ciudades de visita, yo le dije que la responsabilidad es primero, mañana gozarás a todos ellos, aquí estarán, se quedarán en Laredo, luego te diviertes con todos ellos, fue entonces que a los pocos minutos, viendo la televisión, me enteré de que algo había pasado en la cárcel, después supe de lo ocurrido a Curly”, dijo la señora.

A su vez, Isidro Alanís refirió que esto es como un milagro, mismo que quiere regresar a su dueño, a la mamá de Curly, es algo muy especial y lo que significa esto, es el símbolo de la ley, de su, trabajo por el que juró realizar con mucha dedicación y profesionalismo el proteger a la gente de Laredo, del Condado de Webb.

“Y qué mejor en el día que se recuerda a los agentes de la ley, a los oficiales caídos, a los que ofrendaron su vida tal y como José Gerardo ‘Curly’ Herrera lo dio todo por su gente de la ciudad y del condado”, concluyó Alanís.