El Mañana

viernes, 19 de julio de 2019

Nuevo Laredo 18 junio, 2019

Deforma enfermedad cuerpo de bebé

Las personas que deseen apoyar al pequeño Juan Carlos pueden acudir a su casa ubicada en Río Loira 1213 en la colonia Voluntad y Trabajo 3

4200

Por Emma Treviño

Juan Carlos Gómez Hernández, de 2 años, sufre el síndrome de artrogriposis. que consiste en malformaciones y contracturas, parecida a la distrofia muscular, enfermedad con la que lucha desde que nació.

Este padecimiento deforma su cuerpo, especialmente sus manos, pies y la cadera, además corre el riesgo de perforación de sus órganos.

“Mi pequeño nació en el Hospital Civil y a la semana lo trasladaron al Seguro Social, ahí primero nos dijeron que tenía distrofia muscular, pero al mes ya nos confirmaron que tenía artrogriposis, lo que vulnera todo su cuerpo, pues se puede fracturar con facilidad”, expresó Mónica Hernández, su madre.

Esta enfermedad es genética y se llega a presentar en uno de cada 3 mil nacimientos.

Ante el desconocimiento del mal de su hijo, en el Seguro Social le colocaron un yeso que no era el indicado para el niño, lo que le afectó la cadera, abriéndose cuatro centímetros, por lo que ahora tienen miedo de llevarlo a que lo atiendan al IMSS.

“Tenía 15 días de nacido y sin diagnóstico le colocaron un yeso que no era el indicado para mi hijo, me hicieron comprarle un arnés, un pañal y se lo colocaron, y eso le provocó a mi niño que su cadera se afectara. Mi hijo desde que se lo colocaron se la pasaba llorando, por lo que se lo quitamos y lo llevamos al CRIT en donde le explicamos al doctor Medina lo que pasó y él se enojó, porque lo que le hicieron no fue lo correcto, ya que no se le debió de poner ese arnés con el yeso, y en el Seguro me dijeron que se lo colocara yo y buscara cómo en el internet”, explicó Juan Carlos Gómez, el padre.

Dijo que tras unas radiografías que le solicitaron para ver el daño al bebé, se le explicó lo que requería y el material adecuado para el pequeño.
“La verdad que con esto que le pasó a nuestro hijo ya nos dio miedo llevarlo al Seguro, nos pusimos a investigar y una doctora nos habló del Hospital Shriner en México y desde entonces lo atendemos a través de este nosocomio, se atienden en el Hospital Muguerza, nos pidieron unas férulas, pero no tenemos dinero para sacarlas, sólo pude dar anticipo de 300 pesos y cuestan mil 800”, mencionó.

Las férulas las requiere Juan Carlos para sus manos y evitar que se desvíen hacia afuera, lo que es muy doloroso.

Sus padres manifestaron que el pequeño tiene cita en septiembre para ser evaluado y poder ser programado para una cirugía de sus manos o pies, por lo que debe de llevar las férulas, pero con lo que gana Juan Carlos como velador es insuficiente, pues tendrían que viajar a Monterrey para liquidarlas, ya que sólo pudo dar un anticipo de 300 pesos y también requiere de unos zapatos especiales que cuestan 800 pesos, éstos conforme vaya creciendo el niño se le deben de cambiar.

Además, requiere de terapias de rehabilitación, por lo que pide el apoyo de la comunidad para poder llevarlo al CRIT, ya que hay días que no tiene ni para el transporte.

Y por si fuera poco, el pequeño tiene una hernia que se le hizo por esta misma enfermedad, y tiene miedo de llevarlo al IMSS, pues la experiencia que tuvieron en sus primeros días de nacido no fue buena, por lo que piden el apoyo de un especialista para que revise a su hijo, y saber un diagnóstico y poder salir a botear a las calles y operarlo.

“No tenemos los recursos para un particular, pedimos el apoyo de un médico, que se toque su corazón y nos apoyen, sin este diagnóstico, el Municipio no nos da el permiso de botear”, manifestaron los afligidos padres.

También, el pequeño requiere de leche especial de soya, pañales y de un aire acondicionado, ya que sólo cuentan con un abanico, lo que provoca que los malestares del pequeño sean más intensos.

Las personas que deseen apoyar al pequeño Juan Carlos pueden acudir a su casa ubicada en Río Loira 1213 en la colonia Voluntad y Trabajo 3, o apoyarlos con aportaciones económicas a la cuenta 5256 7828 1904 7096 de Banamex a nombre Juan Carlos Gómez Aguilar, padre del pequeño.