El Mañana

domingo, 26 de mayo de 2019

Nuevo Laredo 23 abril, 2019

Deja Estado sin sueldos a empleados

Los contratan con el programa ‘Unidos por Tamaulipas’ pero desde el 9 de abril no les han pagado ni un peso

4200

Por MARTHA MARTÍNEZ

Un grupo de trabajadores temporales contratados por el Gobierno del Estado y municipio se manifestaron en las oficinas de la Secretaría de Bienestar Social de Tamaulipas para exigir el sueldo que se les debe desde el 4 de abril.

El enojo se desató luego de tres semanas laboradas sin percibir una nómina que oscila entre los mil a mil 200 pesos semanales, por realizar labores de limpieza en diversos sectores.

“Dicen que no nos han pagado porque no entregamos la papelería, pero son mentiras, ellos todos los días tomaban lista ¿cómo va a ser posible que no venga la gente anotada? Todos entregamos papelería y soy testigo. Ellos no quieren quedar mal por eso nos dicen que hoy mismo nos van a depositar, pero si no nosotros vamos a acudir a donde sea para obligar al gobierno a que nos pague, porque no se vale. Nosotros andamos sin dinero y el gobierno con nuestro dinero”, expresó Maribel Núñez Pérez.

El programa denominado Unidos por Tamaulipas es un empleo temporal para mujeres y hombres, en Nuevo Laredo hay contratados a través de la Secretaría de Bienestar Social del gobierno estatal, 275 personas que van desde los 18 años hasta adultos mayores.

La delegada local Rosalía Zaldívar señaló que al menos unos 60 trabajadores no habían recibido su pago, presuntamente por no cumplir al 100 por ciento con los requisitos.

“Los que están bien inscritos en el programa, correctamente con toda su papelería cobraron este fin de semana con retroactivo y hoy -lunes- empiezan a salir otros pagos, empiezan a llegar a estos jornaleros. Pero hoy debe de salir el pago”, aseguró.

Mientras era entrevistada, una mujer de las afectadas le gritaba “no sea mentirosa, diga la verdad”.

Al menos unos 20 trabajadores fueron los que se manifestaron, todos aseguraron haber cumplido con la documentación.

Hasta el cierre de esta edición no se les había depositado, incluso tuvieron que reunir la papelería nuevamente.

“Uno trabaja por necesidad, pero no se vale que nos hagan esto. A parte nos amenazaron con no pagarnos si seguimos levantando la voz”, expresó otro de los afectados.