El Mañana

jueves, 18 de julio de 2019

Nuevo Laredo 1 mayo, 2019

Dejan de lado la lucha obrera

En el olvido quedó la base que fundamentó la justicia social en la que la clase trabajadora exponía sus condiciones y privaciones que padecía en su empleo

Los trabajadores de Nuevo Laredo participaban con un contingente de 30 mil personas frente al Palacio Federal, en los últimos tres años nadie desfila.

4200

Por SANDRA JASSO

El movimiento obrero mexicano solía conmemorar el Día del Trabajo con un magno desfile con la participación de 30 mil obreros de la localidad, recordando a los mártires de Chicago, Cananea, Río Blanco por mencionar algunos, hoy nadie participa por tercer año en este puerto fronterizo.
En el olvido quedó la base que fundamentó la justicia social en la que la clase trabajadora exponía sus condiciones y privaciones que prevalecían en su ámbito laboral con leyendas expuestas en mantas con grandes letras y al frente sus líderes sindicales afiliados a la CTM.

Los bajos salarios, la elevación de los productos básicos alimentarios hacen que se pierda la canasta básica y los frijoles, huevos y tortillas sean casi un lujo y no quede casi nada del raquítico pago para los servicios como el pago de luz, agua y drenaje.

En algunas ocasiones el máximo líder de la CTM Fidel Velázquez hizo presencia respaldado por el Dirigente de la Federación de Trabajadores de Nuevo Laredo profesor Pedro Pérez Ibarra abanderado por el partido tricolor y sus más fieles seguidores como Domingo de la Cruz, Armando Hernández Lara, José María Morales por mencionar algunos.

Cada uno representaba un organismo sindical afiliado a la Confederación de Trabajadores de México antes de iniciar el desfile que debería ser participación voluntaria, se volvió forzada por sus jefes en turno, quienes levantaban una lista de los presentes y de los ausentes desde principio a fin luego de casi hora y media que duraba el paso de los contingentes sobre la avenida Guerrero.

La concentración en masa de los trabajadores contabilizada por miles, se concentraba frente al Palacio Federal y las calles aledañas eran cerradas por tal motivo.

Algunos trabajadores de izquierda incluso se atrevían a desfilar antes de la hora indicada como protesta por una causa en particular, dejando atrás a los representantes del sindicalismo local acompañados del alcalde en turno.

Hoy en día no se reconoce a quienes legaron con su sangre las bases de justicia social que hoy se disfrutan y fortalecen con el tiempo para beneficio del patrimonio de los trabajadores.

El desfile obrero que contaba por años con la asistencia de trabajadores como en 1988 concentrados algunos acompañados de sus hijos algunos tan pequeños que eran transportados en carreolas, superaba en mucho al desfile de 1992 que llegó a más de 30 mil.

Después del deceso del profesor Pérez Ibarra, llega su mano derecha José María Morales líder del sindicato de meseros al frente de la CTM local, después Francisco Martínez Cortes pero los cetemistas ya no eran los mismos.

En la actualidad Félix Alemán se encuentra al frente de la CTM que no es nada de lo que fue aun con el respaldo de los agremiados, pero el partido ya es la oposición, ya no participan ni exigen la autonomía sindical ni pelean su derecho a huelga sindical ni nada.

Las voces de sus líderes permanecen en el silencio como si no existieran, la clase trabajadora pareciera que no tuviera representantes ni manifiestan en mantas con letras grandes los derechos a tener un mejor salario.

La ausencia de un desfile obrero en la ciudad se apagó, murió como murieron los mártires fieles a su causa justa, los trabajadores no participan más, el 1º de mayo pasa sin pena ni gloria, no pasa más nada.