El Mañana

martes, 12 de noviembre de 2019

Nuevo Laredo 1 junio, 2019

Delinque médico por hacerse pasar como oncólogo

Alejandro Soto Villa asegura que lo que Rodríguez Balderas tiene es sólo un diplomado y no recibió título como especialista en oncología

4200

Por EMMA TREVIÑO

A pesar de que Eduardo Rodríguez Balderas tiene un diplomado en oncología, no cuenta con la especialización, pues no tiene título ni cédula profesional que lo avale como tal, manifestó Alejandro Soto Villa, director del Hospital General de Zona del Seguro Social.

“Esta situación ya fue planteada a nivel central, ya hay conocimiento de ello, nuestras autoridades están en el análisis de eso y, te voy a decir una cosa, aunque el doctor tenga un diploma que lo ostenta como oncólogo, la situación real es que no tiene cédula ni título, eso es una realidad. Un diploma ampara que él haya realizado un curso con especialización en oncología, pero lo que nos avala, desde el punto educativo, es una cédula”, expresó Soto Villa.

Aseguró que no ha presentado una cédula, tampoco aparece trámite alguno directo a nivel de la Secretaría de Educación Pública.

“Bueno, aquí el proceso ya está en marcha, incluso desde la perspectiva de lo que es la normatividad que nos rige ante las quejas que se han presentado, porque sí, desafortunadamente, se han presentado quejas, ya está en proceso, ya está en manos de las autoridades”, dijo Soto Villa.

Decenas de pacientes han denunciado ante el IMSS y al periódico El Mañana, que Rodríguez Balderas aprovecha su situación como oncólogo en el instituto para tratar de llevárselos a su clínica particular.

Pero cuando los pacientes le aclaran que no tienen recursos, es cuando rechaza atenderlos, los ofende y maltrata.

Así le pasó a Herminia López, de 44 años, con cáncer de mama; María Mendoza, de 54; Rafaela Ramírez, al igual que a Yolanda Campos, a quienes les ofreció sus servicios particulares y por no contar con dinero, la actitud de Rodríguez Balderas cambió, portándose muy grosero y déspota.

Todas estas pacientes son del Seguro Social, a quienes sin atenderlas las desahuciaban y les ofrecía sus servicios particulares, asegurando que los tratamientos del IMSS no servían y en su clínica eran atendidas con quimioterapias de hasta 13 mil pesos y una inyección “mágica” de 50 mil pesos.

Pero no todas las pacientes han corrido la misma suerte, tal como pasó con Sandra Azucena García, de 44 años; Cristina Villarreal, de 50, y Yesenia Tello Robles, de 45, quienes no contaban con los recurso para atenderse por fuera y perdieron la batalla contra el cáncer de mama. Estas tres mujeres lucharon solas sin recibir atención médica oportuna del oncólogo del Seguro Social y aunque no son las únicas, por miedo no denuncian.

Tras dar a conocer el caso de Elsa Hinojosa, a quien le negó atención y tratamiento, una gran cantidad de pacientes han denunciando a través de las redes sociales las negativas de Rodríguez Balderas.

Desde que Rodríguez Balderas llegó a Nuevo Laredo como director del Centro Oncológico, se han presentado muchas denuncias en el mismo tenor.
IMSS INVESTIGA CÓMO INGRESÓ
Soto Villa dijo que las autoridades centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social investigan cómo fue que Rodríguez Balderas ingresó a laborar al instituto, ya que las contrataciones se hacen en México.

Además, se dejó en claro que no puede ejercer de manera particular porque no cuenta con una cédula profesional, ni mucho menos hacerse uso de una cédula profesional que no corresponda a su especialidad ya que es un delito.

Sin embargo, Rodríguez Balderas hace uso de recetas con cédulas que no aparecen en el sistema de búsquedas de cédulas profesionales ante la SEP.
Soto Villa reconoció que muchos pacientes y sus familiares no denuncian el maltrato por temor a no ser atendidos.

Exhortó a las personas que consideran que han sido o son maltratadas, se presenten y hagan su denuncia ante el instituto para que se pueda contar con denuncias formales y sirvan de antecedentes de estos hechos, ya que de manera verbal no procedería como denuncia.