El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Nuevo Laredo 27 mayo, 2019

Demanda de Angelito contra el Municipio

El niño perdió su mano que le fue aplastada mientras estaba sentado en una mesa, en un parque muy cerca de su hogar, en la Nueva Era

4200

Por Martha Martínez

El pago de asistencia médica y quirúrgica, de hospitalización, de medicamentos y material de construcción así como la indemnización por daño moral, es lo que se exige al Ayuntamiento luego de ser denunciado por Nancy Cecilia Tapia Reyes, madre de Ángel Cabral Tapia, el menor que perdió su mano izquierda al caerle una mesa de concreto a seis días de arrancar el 2019.

Tapia Reyes interpuso un juicio ordinario civil, en contra del Republicano Ayuntamiento ante el Juez de Primera Instancia de lo Civil, que deberá responder.

El 5 de enero Ángel se encontraba en una plaza pública casi frente a su domicilio, en la colonia Nueva Era. Mientras esperaba a su madre quien se dirigía a los sanitarios, se sentó en una de las palapas de concreto cuando de pronto la mesa que rebotó en la banca, le cayó en su mano izquierda.

Ángel gritó, lo que hizo que Nancy se regresara por su pequeño hijo, al verlo ensangrentado sólo envolvió su mano y lo llevó a casa, donde se percató que estaba destrozada por el impacto entre el concreto de la mesa y la banca.

El pequeño fue atendido en primera instancia en el Hospital Civil, de ahí lo enviaron al Hospital General donde se le practicó una cirugía, pero no tuvo ninguna mejoría; la familia tuvo que conseguir un traslado privado para enviarlo al Hospital Universitario de Monterrey, Nuevo León. La Cruz Roja se ofreció para ello.

Al pequeño se le practicaron más de dos cirugías, sin éxito, pues al final le amputaron su manita izquierda lo que ha causado un daño emocional no sólo a él, sino a la familia.

Nancy solicitó el apoyo del gobierno, que sólo se hizo cargo de los gastos del hospital en Monterrey, sin embargo el trato que tuvieron por parte de las autoridades fue discriminatorio.