El Mañana

domingo, 18 de agosto de 2019

Laredo Texas 10 abril, 2019

Demandan contratar más agentes de CBP

Legislador también instó a volver a ocupar a los oficiales veteranos de CBP recientemente retirados, para ayudar a facilitar el proceso de voluntariado

Representantes de los dos Laredos exigen el regreso de los 750 agentes del CBP. FOTO: FRANCISCO DÍAZ/EL MAÑANA

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- El congresista Henry Cuéllar sostuvo una plática con el Comisionado Nacional de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza(CBP) para tratar de mitigar el impacto de la reasignación de 750 oficiales de aduanas, entre ellos 300 de Laredo, a los sectores de la Patrulla Fronteriza.

El legislador federal le dijo a Kevin MacLeenan que esta reubicación ha obstaculizado la capacidad de CBP para procesar el comercio y los viajes legítimos, aumentó el tiempo de espera en los Puertos de Entrada de Texas y disminuyó la competitividad económica de EU. Lo alentó a devolver a estos oficiales a sus funciones normales y ofreció diferentes estrategias que permiten el comercio legítimo, contribuyen a la prosperidad económica estadounidense, y protegen contra los riesgos para la salud pública y la seguridad.

Cuéllar expresó su preocupación al Comisionado de CBP con respecto a la decisión de la agencia de reasignar 750 oficiales de CBP a los Sectores de la Patrulla Fronteriza de los puertos de entrada. Notó que 300 de ellos, 40 por ciento, fueron sacados de los puertos de entrada del sur de Texas, una cantidad desproporcionada en comparación con otras áreas, y solicitó justificación para tal acción.

Instó al Comisionado a reasignar más oficiales de las 19 oficinas de campo adicionales, de modo que los puertos de entrada del sur de Texas puedan facilitar de manera eficiente el comercio y los viajes legales.

Dada la mayor demanda de CBP ya con poco personal, Cuéllar instó al Comisionado a utilizar los recursos de tiempo extra de los agentes para proporcionarle a la agencia una mayor flexibilidad para asegurar que haya suficiente personal de primera línea asignado para abordar los tiempos de viaje máximos y la mayor carga de trabajo.

Consideró fundamental para garantizar que los puertos de entrada tengan la cantidad adecuada de personal para mantener la misión principal de lucha contra el terrorismo y la seguridad fronteriza de CBP.

Si bien todo el personal tiene limitaciones salariales, los empleados que se encuentran en el límite de horas extra o que se aproximan a él pueden recibir las exenciones requeridas.

Además, como vicepresidente del Subcomité de Seguridad de Nacional de la Cámara de Representantes, le pidió solicitar fondos adicionales necesarios para cubrir los gastos de horas extras de CBP. El aumento del número de horas extras ayudará a abordar los tiempos de espera en la frontera y facilitar el flujo de comercio.

El congresista invitó a CBP a identificar y desplegar a los voluntarios solicitados recientemente por el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS).

Cuéllar también instó a volver a contratar a oficiales veteranos de CBP recientemente retirados, para ayudar a facilitar el proceso de voluntariado solicitando voluntarios adicionales por parte del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

Este paso permitiría a estos empleados federales retirados asumir muchas de las tareas que serían realizadas por los Oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza y los agentes de la Patrulla Fronteriza, lo que aumentaría la capacidad general de CBP para proteger la nación.

El funcionario instó al Comisionado a ampliar los contratos de transporte de CBP con empresas privadas para aumentar la capacidad de transporte de personas desde el campo de trabajo hasta las estaciones de proceso para que más agentes de la Patrulla Fronteriza tengan más tiempo y puedan abordar el aumento significativo de la migración hacia la frontera suroeste.

“Es absolutamente esencial que regresemos y retengamos a los oficiales de CBP en nuestros puertos de entrada para permitirnos procesar el comercio legítimo y viajar de una manera eficiente”, dijo.

“Mi principal prioridad es garantizar que todos los puertos de entrada de Texas operen de la manera más eficiente posible. Como el puerto interior más grande del país, el puerto de Laredo no puede permitirse perder más oficiales de CBP que brindan capacidades de apoyo críticas para proteger nuestra patria. Ya estamos viendo retrasos y CBP está teniendo dificultades para mantenerse al día con las operaciones”, agregó.

Resaltó que ya ofreció estrategias realistas y soluciones de recursos que mantendrán la capacidad de CBP para procesar el comercio y los viajes, al tiempo que abordaría el aumento de migrantes en la frontera sur.

“Espero que el Comisionado de la CBP McAleenan tome estas medidas en consideración, y espero trabajar con él para ver que los 750 oficiales regresen a sus puestos en nuestros puertos de entrada”, afirmó.