El Mañana

sábado, 21 de septiembre de 2019

Nuevo Laredo 3 septiembre, 2019

Denuncian cada 11 horas un robo

Son los vehículos los que más se roban, según las quejas que presentan los ciudadanos: 168 de enero a julio de este 2019

4200

Por Redacción

En Nuevo Laredo cada 11 horas se denuncia un robo, pero de esos bienes sustraídos (457), los autos son los más codiciados, pues abarcan 37 por ciento de hurtos denunciados formalmente; sin embargo, la cifra se estima mucho más alta pues muchos optan por no acudir a las autoridades.

En lo que va del año -oficialmente hasta el 31 de julio- se tiene registro de 168 robos de autos, 47 de ellos con total lujo de violencia, mientras que el resto (121) aprovechando la ausencia de sus dueños; marzo y mayo, los meses de mayor incidencia en este rubro, según estadísticas del Secretariado Ejecutivo.

Aunque las cifras son elevadas, la mayoría de los afectados descartan hacer denuncias por considerar a la autoridad inefectiva y hasta desinteresada para resolver estos delitos, por lo que la mayoría opta por solicitar ayuda en redes sociales para ubicar sus bienes, especialmente los vehículos.

“De las tres veces que me han robado un carro a mí, sólo he denunciado una vez y, eso porque estaba registrado a mi nombre y tenía que poner denuncia para el seguro y para deslindarme de algún mal uso, pero no porque tuviera esperanza de recuperarlo y de hecho no lo recuperé, después de eso he comprado dos carritos ‘chocolate’ y en algún momento me los robaron también, pero los recuperé en los grupos de Facebook, porque la autoridad ni sus luces”, explicó Jesús García.

Los robos de casas habitación figuran en segundo lugar de afectaciones, con 60 denuncias, sólo uno de los casos con lujo de violencia, el resto aprovechando la ausencia de sus moradores, siendo marzo y junio los más críticos con 20 y 11 respectivamente.

En un tercero y también alarmante lugar, los robos a negocios han sumado 57 denuncias, en las que al menos 27 de ellas corresponden a atracos violentos, los 30 restantes usualmente realizados en horario en que se encuentran cerrados, vulnerando su seguridad.