Historias de fútbol

Fallece su madre, pero niño decide jugar y anota gol: su dedicatoria conmociona las redes

Luca Güerci se sobrepuso a la pérdida de su madre y decidió presentarse al juego de su equipo, su reacción y la de sus compañeros cuando anotó enterneció a todo el mundo
sábado, 20 de noviembre de 2021 · 19:43

En Argentina, país donde el futbol se toma muy en serio y es parte de la idiosincrasia de ese país, se dio un caso lleno de emoción de un pequeño que perdió a su madre, pero se sobrepuso y anotó un gol... y de repente sucedió un acto de solidaridad y compañerismo que solo ese deporte puede darnos.

Luca Güerci, es un pequeño de 11 años, integrante del club Alumni, equipo que es parte de la décima categoría del futbol de aquel país.

Luca, el pequeño que perdió a su madre y decide jugar

Como cada mes, llegó la jornada de fin de semana para los equipos de todas las ligas argentinas y como siempre, los entrenadores convocan a sus mejore elementos.

Luca se llenó de felicidad cuando vio que había sido tomado en cuenta para el partido de la jornada y su gozo no cabía en él.

Luca

Pero el destino le tenía preparado un mal rato, el peor de su corta existencia: en circunstancias aún no esclarecidas, su madre falleció entre semana, provocándole un dolor inmenso.

Debido al funeral, Luca no pudo seguir asistiendo a los entrenamientos de la semana y el cuerpo técnico también comprendió el momento desolador que vivía el pequeño.

Sin embargo, de último momento el niño sacó valor y coraje y pensó que la mejor manera de honrar a su madre era sacudirse el dolor y asistir al juego de fin de semana.

Luca gol

Así que Güerci se apareció momentos antes de que empezara el juego. Su entrenador lo retuvo en la banca pensando que el ánimo del niño estaba muy frágil.

Sin embargo, lo llamó de la banca y decidió meterlo de cambio en el tiempo complementario.

El niño se puso a calentar rápidamente y sobreponiéndose a su pesar por el trágico suceso de su familia estaba en la orilla del campo esperando que el árbitro le diera su entrada al campo.

El destino muchas veces da y quita. Luca respiró profundo y entró al terreno de juego, comportándose como todo un profesional. A los pocos minutos una jugada lo puso frente al marco de la portería contraria y el pequeño logró una clara anotación.

La emoción hizo que el niño sacara su dolor festejando su gol y gritar su anotación mirando al cielo. Acto seguido se quitó la playera y con lágrimas en su rostro mostró a todo el mundo una playera interior con un mensaje escrito con sus propias manos:

Gracias por todo, un beso al cielo mami ¡Te amo!

La dedicatoria especial la presenciaron todos los presentes, que de inmediato sacaron fotos con sus teléfonos celulares.

El jugador del Alumni fue un chico muy valiente que a pesar de sufrir la enorme pérdida de su madre, sintió que la mejor manera de rendirle homenaje, era jugar con todas las ganas el partido con su club.

Varias personas de inmediato subieron las fotos del tierno mensaje con dedicatoria especial de Luca a su progenitora.

Segundos después los niños de su equipo, también emocionados corrieron a abrazar a Lucas mostrándoles su cariño y solidaridad a su compañero y amigo.

Los niños del equipo contrario hicieron de lado la rivalidad y también se unieron al festejo futbolero abrazando a quien les acaba de anotar gol.

Sin duda, el futbol es uno de esos deportes que gratifican el cuerpo y el alma, como le sucedió al pequeño Luca, quien a pesar de que falleciera su madre, decide jugar y anota gol.