Juegos Olímpicos

Por comerse un burrito, atleta se perderá los Juegos Olimpicos

Shelby Houlihan, la súper atleta de Estados Unidos informó en redes sociales que fue vetada por cuatro años luego de una prueba positiva de sustancias prohibidas: piensa que la razón fue por comerse un burrito callejero
viernes, 18 de junio de 2021 · 21:53

Shelby Houlihan, una atleta campeona miembro del equipo de Estados Unidos informó a través de sus redes sociales que fue vetada por cuatro años.

La sanción fue producto de una prueba positiva de sustancias prohibidas. La deportista piensa que todo se debió a un burrito que comió antes de hacerse una prueba de dopaje.

La todavía poseedora del récord estadounidense en los 1,500 y 5,000 metros, asegura que el burrito de carne de cerdo contenía una sustancia que apareció en el antidoping.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo informó a Houlihan su castigo durante cuatro años por la “presencia o uso de una sustancia prohibida (nandrolona)”.

La publicación de Houlihan de su castigo en su cuenta de Instagram fue realizada días antes del inicio de las pruebas de pista y campo olímpicas de Estados Unidos en Eugene, Oregón.

Ene se selectivo los tres primeros atletas ganadores de cada evento obtienen un lugar en los Juegos de Tokio.

La atleta terminó undécima en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en los 5,000 metros, pero últimamente su desarrollo deportivo había alcanzado un nivel alto y con posibilidades de medalla en los próximo juegos olímpicos.

Houlihan, quien cuenta  con 28 años de edad y 32 cuando acabe el castigo, dijo que recibió un email de la Unidad de Integridad del Atletismo el 14 de enero.

En el correo electrónico le notificaron que en una muestra de prueba de drogas hallaron  nandrolona, un esteroide anabólico prohibido para que los atletas lo consuman.

ELla notificó a la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) que había consumido carne de cerdo y eso puede provocar un falso positivo de nandrolona”.

“La carne de órganos de cerdo (despojos) tiene los niveles más altos de nandrolona”.

Houlihan y su equipo hicieron memoria de todo lo que comió que comió antes de una prueba del 15 de diciembre y lo anotó para saber de dónde habían provenido los esteroides.

“Concluimos que la explicación más probable fue un burrito comprado y consumido aproximadamente 10 horas antes de la prueba de drogas”

 

“En un auténtico camión de comida mexicana que sirve burritos de cerdo cerca de mi casa en Beaverton, Oregon”. Notifiqué a la AIU que creía que esta era la fuente”.

Sin embargo, la atleta no logró convencer a las autoridades que el burrito causó el positivo.

“Hice todo lo que pude para demostrar mi inocencia”.

Shelby dijo que incluso se hizo una prueba con un polígrafo y colaboró para que los médicos analizaran una muestra de cabello.

Sin embargo, nada le resultó a  Houlihan quien  lamentó lo que le informaron en el Tribunal de Arbitraje Deportivo de los Estados Unidos.

“No aceptó mi explicación de lo que había ocurrido y, posteriormente, me prohibió el deporte durante cuatro años”.

La plusmarquista manifestó que se sentía completamente devastada, perdida, rota, enojada, confundida y traicionada por el mismo deporte que amó.

Hace dos años ella estableció el récord estadounidense de 1,500 metros de 3 minutos, 54.99 segundos en el campeonato mundial en Doha, Qatar, el 5 de octubre de 2019, rércord que permanece vigente, pero ni esa marca ayudó a que Shelby Houlihan quedara castigada y quede fuera de los juegos olímpicos.