El Mañana

viernes, 15 de febrero de 2019

Nacional 12 febrero, 2019

‘Desaparece’ como Katherine y la localizan como Miriam

El padre biológico, quien fue deportado de Estados Unidos, asegura que huyó de un ambiente violento en un hogar sustituto de Laredo, Texas

La adolescente salió de la escuela acompañada de su hermana. El reporte original de la Policía decía que estaba desaparecida.

4200

Por MARTHA MARTÍNEZ

Katherine en realidad se llama Miriam y no estaba perdida, sino que huyó de un ambiente intrafamiliar violento en Laredo; fue su hermana mayor quien la ayudó, aseguró Horacio Santos, su padre biológico.

La tarde del viernes 8 de febrero, autoridades de Laredo, Texas, reportaron como extraviada a una jovencita de 14 años, quien había sido vista por última vez saliendo de la escuela secundaria Christen, acompañada de otras dos mujeres.

Katherine Judith Mena -nombrada así por su madre adoptiva- al nacer fue registrada como Miriam Judith Santos Olivares; ella habría escapado de una supuesta agresión física y emocional en la que vive con quienes la adoptaron una vez que su padre fue deportado.

“La última vez que vi a mi hija fue un 13 de noviembre del 2011. La recuperé después de ocho años, pero sólo dos días la tuve conmigo. Con el dolor de mi corazón la entregué para evitar más problemas, pero voy a luchar por ella. Voy a luchar hasta que estemos juntos”, expresó Horacio.

Katherine estuvo en Nuevo Laredo, en casa de su padre y su actual pareja, además de Karla -su hermana mayor- durante todo el fin de semana.

Fue este domingo, cuando la Policía Investigadora y ministeriales de la FGJE entregaron a la jovencita en el Puente Internacional I a las 2:30 de la madrugada en compañía del Fiscal Especial en Desapariciones de la FGR -por parte de México- y personal de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para recibirla del lado americano.

Horacio, relató los hechos asegurando que Katherine contactó a su hermana mayor -Karla, de 16 años- a través de las redes sociales quien al enterarse del maltrato que presuntamente recibe su hermana, sin dudarlo acudió a su búsqueda y la trajo a Nuevo Laredo, donde se reencontraron.

“Mi hija fue muy valiente -¿pero quién no lo es cuando se trata de tus hijos o hermanos?-, sin pensar fue por ella a su escuela y la trajo conmigo, con su familia verdadera; fueron ocho años sin saber de ella”, expresó el angustiado padre.

La joven estudiante es la segunda de tres hijas, procreadas por Horacio Santos y Sonia Olivares, quienes hoy luchan por recuperar a Miriam y Sonia -la tercera y más joven hija, de 12 años-, que se encuentra bajo el mismo núcleo familiar conflictivo.

Ambas quedaron desprotegidas luego de que sus padres se divorciaron, Karla la mayor, quedó bajo el cuidado de su madre en Nuevo Laredo. Horacio -quien es trailero de profesión- fue deportado, y su abuela paterna al poco tiempo perdió la custodia de Miriam y Sonia, teniendo que intervenir el Servicio de Protección de Menores -CPS por sus siglas en inglés- poniéndolas en adopción, por una pareja que hoy en día están separados, y que de acuerdo a las declaraciones de Horacio, la madre adoptiva maltrata a sus hijas.

“Exigimos justicia y pedimos a la comunidad de ambos Laredos, a la comunidad cristiana su oración. No queremos involucrar a más gente, sólo recuperar a mis hijas”, finalizó.

Katherine/Miriam fue devuelta a su familia adoptiva en Laredo, junto a su hermana Sonia.

Desde ayer la familia de Horacio tanto en Laredo, Texas como en Nuevo Laredo, están buscando el apoyo legal y de las autoridades consulares, pues él no puede cruzar hacia Estados Unidos.