El Mañana de Nuevo Laredo

31 marzo, 2020

Desmienten rumores sobre ingreso a cárcel


La cárcel del Condado de Webb no ha registrado ni un solo posible caso de coronavirus, porque se llevan a cabo rigurosas medidas para detectar portadores.


Por REDACCIÓN


Compartir esta publicación

LAREDO, TEXAS.– No es cierto el rumor de que este fin de semana se rechazó el ingreso a la Cárcel Regional del Condado de Webb, de un detenido por sospecha o síntomas de portar el COVID-19, pero sí son extremas las medidas de seguridad en la prisión local, precisamente para evitar que arrestados o personal ingrese a contagiar a los reclusos.

“No es así, pero hemos escuchado al respecto, lo que sí es verdad es que desde hace semana y media o dos, adoptamos medidas muy severas, primero cancelando toda visita del exterior, familiares de internos, proveedores de suministros, toda la gente que no tiene que ingresar, estamos muy estrictos con toma de temperatura a celadores y gente que es arrestada, entre otras pruebas rigurosas”, dijo Eduardo Chapa, vocero del Departamento del Sheriff del Condado de Webb, agencia que opera y administra el reclusorio.

Y todo el edificio ha sido cubierto con una fórmula antibacterial, desinfectante, mediante atomizador o vapor, para llegar a toda superficie física del lugar, es algo más seguro, esta acción se ha repetido tanto, aseguró Chapa.

“Gracias al Distrito Escolar Independiente Unido (UISD) que nos ha proporcionado el aparato atomizador, para cubrir o higienizar todas las instalaciones, ahora con lo del coronavirus, muchas medidas tendrán que cambiar en la vida diaria de todos, ser adoptadas otras, una es la de contar con este equipo especial anti bacterial, ellos (UISD) lo utilizan en todas las escuelas para desinfectar cada aula, cada sitio”, dijo el entrevistado.

Custodio o carcelero sospechoso de temperatura o síntomas de COVID-19, será enviado a casa.

REVISIÓN DE PERSONAL “En la cárcel, todo nuevo detenido es revisado a la entrada, como a cada celador o vigilante, cada empleado es monitoreado, algún caso de sospecha entre vigilantes se le envía a su casa, incluso estamos limitando el número de custodios en operación y el contacto que estos celadores tengan con las áreas donde están los reclusos”, explicó Eduardo Chapa.

Lo mismo con las cortes de justicia, que aunque no están llevando a cabo juicios, ni tienen presencia de gente ajena, se están desinfectando con el aparato atomizador.

“Igual en el patrullaje, en los vehículos, y las medidas de nuestros compañeros alguaciles o personal uniformado e investigadores vestidos de civiles”, concluyó el vocero del Departamento del Sheriff del Condado de Webb.


Compartir esta publicación

Más noticias