El Mañana

jueves, 14 de noviembre de 2019

Laredo Texas 21 agosto, 2019

Se despiden de Graciela

Sus tres hijos despidieron a Graciela Sepúlveda Juárez, justo en el lugar donde las autoridades encontraron su cuerpo

4200

Por REDACCIÓN

Sus tres hijos despidieron a Graciela Sepúlveda Juárez, justo en el lugar donde las autoridades encontraron su cuerpo, un mes después de haber muerto por causas aún no especificadas, fue hallada a la orilla del río Grande, en la colonia Santa Rita, ella cruzó desesperada el 5 de julio a nado y a principios de este mes de agosto, su cadáver, por fin fue localizado y recuperado.

Este miércoles a las 11 de la mañana, Edgar, Alexis y el pequeño Aaron, de 12 años, despidieron a su amada madre, un sencillo pero muy emotivo acto en la cuadra 14 de la calle Riddle, junto al río Grande o Bravo.

“La ejemplar madre, de 49 años, había sido rechazada en el consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, Chihuahua, para obtener una visa como visitante mexicana (Border Crosser, Visa Bi B2) porque un abogado particular en temas migratorios, la engaño, le dijo que no pidiera un perdón, que se declarase como que si por primera vez intentaba obtener una visa laser, siendo que en el pasado la habían descubierto en el puente internacional cruzando con el nombre de una prima suya, algo por lo cual la castigaron deportándola a México”, dijo Julie Contreras, Coordinadora Nacional de la Liga de Latino Americanos Unidos (LULAC), Comité Nacional de Migración.

Julie Contreras, junto con los hijos de Graciela Sepúlveda, lucharon y batallaron para que las autoridades norteamericanas les ayudasen a encontrar a Graciela, quien fue hallada sin vida ya en tierra, junto al río, a principio de este mes de agosto.

“NI UNA MAS”; LULAC

“No deben darse estos casos de separación de familias, Graciela había cruzado el 14 de junio por el río, pero fue interceptada y deportada, ahora lo intentó de nuevo el 5 de julio, con muy mala suerte, ella quería ver a sus hijos, a su niño pequeño, pero sabía que nunca arreglaría por la vía legal, primero por haber mentido a la autoridad migratoria al dar un nombre de otra persona y después por tramitar la visa, sin antes haber intentado obtener el perdón de la autoridad Migratoria de Estados Unidos”, explicó Contreras.

Molesta por el actuar de las autoridades, la Coordinadora Nacional de LULAC Comité de Migración, recordó que Sepúlveda Juárez, cruzo hace muchos años, para venir a poner una demanda al padre de los -entonces- niños, para que les diera ayuda económica (Child Support).

“Ni siquiera quería estar en Estados Unidos, solo venía a pelear ante la justicia, por el bienestar de sus hijos, pero la vida y las coas se tornaron adversas para ella, una y otra vez, hasta que falleció lamentablemente, si le hubieran otorgado el permiso en Ciudad Juárez, si no hubieran dividido a la familia, ella no hubiera muerto”, Contreras condenó lo ocurrido con esta mujer y su familia.

Que los senadores y congresistas federales norteamericanos luchen, legislen por que se acabe la separación de familias, así como ahora dizque se están peleando por hacer leyes para el control de armas y tratar de evitar que sucedan tragedias como la de El Paso, Texas y Dayton, Ohio, mejor que hagan leyes que eviten una muerte más, causada por la separación de padres e hijos, concluyó la luchadora social, residente en Chicago, Illinois y que representa las causas de los latinos migrantes, en este país del norte.

Graciela Sepúlveda Juárez fue despedida este miércoles en el paraje junto al río Grande, donde fue hallado su cadáver a principio de este mes de agosto, luego de haber cruzado el 5 de julio.

Edgar, Alexis y Aaron, los dos primeros con sus esposas Kordelia y Verónica, despidieron a su mamá, el niño de 12 años con llanto y voz cortada, recordó algunos pasajes con su madre, al dedicarle unas palabras a la orilla del río, frente a su cruz de madera.

Julie Contreras, Coordinadora Nacional de LULAC, Comité de Migración, vino a Laredo desde Chicago , a pelear por la búsqueda de Graciela perdida desde el 5 de julio, las autoridades, la encontraron muerta a la orilla del río Grande, a principios de este mes de agosto.