El Mañana

lunes, 21 de enero de 2019

Nuevo Laredo 6 enero, 2019

Día de Reyes, fiesta con poco arraigo

Algunos niños esperan a que llegue la fecha para recibir regalos y divertirse con juguetes

En los hogares no puede faltar la tradicional rosca. Foto: EL MAÑANA

4200

Por FERNANDA VALTIERRA

Aunque la mayoría de los niños de esta frontera no tiene arraigada la costumbre de pedir regalos a los Reyes Magos, en los hogares no puede faltar la rosca.

Y es que el Día de Reyes Magos representa alegría, ya que es una celebración para pasar con familiares y amigos, en las que se bebe chocolate caliente y parten la Rosca de Reyes en espera de la llegada de Melchor, Gaspar y Baltazar.

“En mi casa mis sobrinos no piden regalos a los Reyes Magos, pero sí tenemos la tradición de comprar la rosca y hacer chocolate caliente para acompañarla, la partimos y organizamos el convivio sabiendo a quien le tocaron los tamales, ya tenemos años que adoptamos esto como una tradición en la casa, como ya todos estamos casados pues venimos a la casa de mi mamá” dijo Alejandra, una residente fronteriza.

Este día algunos niños esperan a que llegue la mañana del 6 de enero para recibir sus regalos y divertirse con sus juguetes que les trajeron la noche anterior.

Las panaderías de la ciudad ofrecen diversas versiones de esta rosca, desde rellenas de nata, crema de avellana, crema batida, queso crema y mermelada.

Ademas de disfrutar de la rosca, este festejo señala que aquellos que les llega a salir el muñeco en su rebanada, deberá de comprar o preparar los tamales para el día 2 de febrero, el Día de la Candelaría.

El origen de esta tradición en los hogares mexicanos viene desde que llegó al país tras La Conquista y se mantuvo durante el Virreinato.


MÁS NOTICIAS