El Mañana

viernes, 22 de noviembre de 2019

11 octubre, 2019

Diez mitos acerca de la muerte de José José que todos nos creímos

No todo lo que pensamos sobre Sarita es cierto y tampoco lo que sabemos sobre la muerte del príncipe de la canción

4200

Por Anónimo

La muerte de José José no solo destapó la ruptura familiar que había que había entre sus hijos, sino una serie de mitos sobre su muerte que hizo pensar a muchos si el príncipe no vivía en las condiciones más óptimas.

En pocos días Sarita, su hija menor se convirtió en un enemigo para todos los mexicanos, sin embargo no todo lo que pensamos sobre Sarita es cierto y tampoco lo que sabemos sobre la muerte del príncipe de la canción son del todo cierto.

No murió en un hospicio para desahuciados.

Contrario a lo que se dijo en un principio, José José no murió en un hospicio, sino en el hospital donde lo estaban atendiendo, la carta de defunción señala que murió en el hospital Homestead, en Miami, Florida.

Que el FBI intervino en la recuperación de su cuerpo

Jorge Reynoso que es el publirrelacionista que funge como mediador entre los hijos del cantante dijo en una entrevista que el canciller Marcelo Ebrard había girado instrucciones a través de la Guardia Nacional para que contactaran al FBI y así localizar el cuerpo de José José, cosa que días después desmentiría Jonathan Chait, cónsul de México en Miami.

“Quiero aprovechar para desmentir que el canciller haya pedido que el FBI hiciera investigaciones. Eso no es cierto, nunca se hizo ese tipo de investigaciones” dijo en conferencia de prensa.

Que su familia no tenía dinero para el entierro.

Además de estar hospitalizado en uno de los hospitales más caros de Miami, tan solo el ataud que se usó para su homenaje está fabricado en bronce y pudo haber costado hasta 24 mil dólares, aunque no se sabe si solo era dorado o si en realidad era de oro.

Que hubo un homenaje de cuerpo presente.

Jamás, según el periodista Gustavo Adolfo Infante, el cuerpo de José José nunca estuvo dentro de ese féretro de chapa de oro, así que los mexicanos no fuimos los únicos que quedaron sin despedirse del príncipe.

Que la cremación fue un acuerdo entre todos sus hijos.

En un principio Sarita Sosa insistió en que la decisión de cremar el cuerpo de José José había sido un acuerdo entre todos sus hijos, pues no. Tanto José Joel como Marysol hicieron todo lo posible por postergar la cremación e incluso se habló de la exigencia de una autopsia.

Pero los derechos sobre el cuerpo los tenía la viuda Sara Salazar, así que ella tuvo la última palabra.

Que Sarita es la única mala del cuento y no quería traer los restos del príncipe a México.

Según el actor Sergio Mayer, Sara Salazar fue quien insistía en no traer los restos de José José a México, ni siquiera las cenizas y que fue Sarita la que abogó por que al menos la mitad de cenizas se trajeran a México para el homenaje en El Palacio de Bellas Artes.

Que no hay herencia que pelear

Al parecer el pacto entre los hermanos solo es para guardar las formas mientras se hacen los homenajes al príncipe, pues al terminar se espera un pleito legal interminable.

Una fuente cercana a la familia, filtró que Sarita es copropietaria de dos de las propiedades de su padre y tiene bajo su control tres más, en total, cinco inmuebles con un valor de 63 millones de pesos, sin duda el secreto mejor guardado de la menor de sus hijas.

Que Sarita lo tenía secuestrado

Es cierto que fue Sarita quien se llevó a su papá a Miami después de que llevara más de un año internado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, pero incluso José José lanzó un comunicado en su cuenta de Instagram aclarando ese rumor.

Lo que sí es cierto es que José Joel y Marysol no supieron nada de él en al menos el último año y medio y culpaban a Sarita de impedirles la comunicación con él.

Que su hijo José Joel no lo veía por culpa de su hermana menor.

José Joel se alejó de su padre porque a éste no le alcanzaba el dinero para mantener a su madre Anel, así lo dijo el propio José José.

El mismo José José desenmascaró a su hijo en una entrevista, donde aclaró el porqué de su distanciamiento.

‘El problema de mi hijo es que ahora se hace cargo de los gastos. Claro, no es fácil hacerse cargo de los gastos de la señora Anel, y eso es lo que Pepe estoy seguro está recriminando, porque no le alcanza”, explicó muy triste en aquella ocasión.

Que perdió su voz por las adicciones.

Aunque no tiene nada que ver con su muerte, siempre se pensó que la pérdida de su voz se debió a sus adicciones, pero no. La doctora Eugenia Chávez, foniatra de José José, desmintió esta versión en una entrevista.

“Lo atendí desde hace 30 años. Él tenía muchos problemas de reflujo por una hernia hiatal, esto provocó que su reflujo quemara sus cuerdas vocales. Todo esto se complicó porque tenía diabetes, cáncer de páncreas y múltiples problemas en los bronquios”.

A pesar de todos los problemas, los mexicanos si lograron despedirse de su ídolo.