El Mañana

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Nuevo Laredo 8 noviembre, 2019

Distorsionan redes sociales la realidad

Psicólogos recomiendan apartar a los niños de las redes sociales, la televisión e internet, o por lo menos vigilarlos mientras navegan o ven programas.

Francisco Barrios Cardoza, psicólogo clínico de la Unidad de Salud de la colonia Hidalgo.

4200

Por Martha Martínez

Los padres de familia representan la primera línea de defensa para detectar y bloquear los abusos sexuales en las escuelas. Psicólogos recomiendan apartar a los niños de las redes sociales, la televisión e internet, o por lo menos vigilarlos mientras navegan o ven programas.

Aunque las redes sociales no son el único factor que influye para que la mente de un niño distorsione la realidad, sí son determinantes sobre todo por el tipo de programación que transmiten y que está al alcance de los menores, por el simple hecho de darles un celular o una tableta.

“Las redes sociales, el uso del internet y televisión abren mucho las posibilidades en cuanto el contenido que tienen acceso los jóvenes.

Sabemos que están muy de moda las series con contenido muy variado, desgraciadamente el acceso es inmediato y desconocemos los candados que se pudieran aplicar en su programación”, expresó Francisco Barrios Cardoza, psicólogo Clinico de la Unidad de Salud de la colonia Hidalgo.

Dijo que una manera de evitar que este tipo de programación se naturalice entre los menores, es que los padres ejerzan su labor de ser guías, de ser formadores, inculcar valores, principios a sus hijos, pero si no lo hacen, los dejan expuestos a este tipo de material y por supuesto que los va afectar.
Reconoció que en casa se está fallando, dado que en muchos hogares mamá y papá trabajan, pero no es justificante para que dejen de ejercer su labor como padres.

“A veces la ausencia física no existe, pero la ausencia en cuanto afecto, en cuanto comunicación, sí existe, por lo que no basta con estar ahí, hay que acercarse, hay que generar esos lazos de comunicación con los hijos, no confiarnos o pretextar que ‘a mí nadie me habló de estos temas, ¿porque lo voy hablar?’, porque sabemos cómo nos daña que no nos hablaran; si nuestros hijos son los más importante en nuestras vidas, por qué vamos a repetir ese mismo error”, cuestionó
SOCIEDAD INSENSIBLE
La sociedad ha convertido en a las personas en insensibles, ya que han ido naturalizando todos los sucesos que pasan en la ciudad, por ejemplo la violencia en todas sus presentaciones.

“Ya lo vemos tan normal los actos violentos como balaceras, hasta cuestión de tráfico se quieran bajar de los vehículos y agarrarse a golpes, ya lo vemos muy normal”, calificó Barrios Cardoza.

La violencia ha apremiado hasta en los hogares, manifestó Barrios Cardosa cuando el padre es violento con la esposa, ésta se desquita con los hijos: esto es una cadenita que se convierte en un círculo vicioso sin fin.

Refirió la importancia de prevenir este tipo de situaciones aplicando filtros a la programación que se tiene, contenido del internet, pero sobre todo fortalecer la comunicación e interesarse por todo lo que le pasa y no calificarlos como niños problemas y buscar ayuda profesional, tanto la víctima, su familia, el agresor y su familia, ya que de no hacerlo se repitiera el incidente.

Además, sucesos como el que se vive actualmente en una escuela de la localidad, es importante que los padres hablen con sus hijos del tema que está pasando para que los orienten y les den seguridad de que pueden hablar con ellos, si algo les esta pasando, el callarlo, el no enfrentar este tipo de eventos, puede costar muy caro.

SEÑALES DE ALERTA
Analice estos síntomas y sabrá si su hijo es violentado:
Cambios de conducta (Rebeldes de una manera extrema, agresivos).
Irritabilidad.
Problemas para dormir, pesadillas.
Tener miedo.
Negarse ir a la escuela.
Cambios de higiene.
Alteración del sueño.
Alteración de la alimentación.
No permite que lo toquen.
Pueden llegar a mojar la cama.
Está inquieto, triste y llora.
Se aísla.