El Mañana

sábado, 21 de septiembre de 2019

Deportes Futbol 13 septiembre, 2019

Duelo de morbo en puerto jarocho

Cruz Azul, ahora de la mano de Siboldi, se mide a un desahuciado Veracruz que también estrena técnico

Agencias

4200

Por Agencias

VERACRUZ.- Despidos, renuncias, dimes y diretes. De todo se ha hablado en Cruz Azul durante las últimas semanas menos de lo más importante: futbol.

La Máquina se meterá esta noche a la cancha del Luis “Pirata” Fuente para enfrentar a un moribundo Veracruz, que tiene una marca de 34 partidos sin ganar y parte, al menos en el papel, como un cheque al portador, ya que, con todo y la irregularidad y problemas azules, la diferencia entre los planteles es abismal. De ahí el gran favoritismo celeste.

El partido representará el estreno de dos técnicos en sus respectivas bancas. Por los de La Noria, Robert Dante Siboldi tiene la encomienda de demostrar desde el primer minuto el por qué fue el elegido para ese puesto. La presión comenzó desde el momento de su anuncio y el margen de error será muy corto para el charrúa.

Por si fuera poco, el entrenador cementero se verá frente a frente con su ex equipo, mismo con el que le tocó vivir el drama del descenso la temporada pasada, con todo y que este no se consumó por el pago de los 120 millones de pesos.

Del otro lado, Enrique López Zarza tendrá su vuelta a la Primera División tras 13 años sin dirigir en el máximo circuito. El experimentado entrenador fue la apuesta de Raúl Arias como directivo y aunque la misión luce demasiado compleja, seguramente confiará en la premisa de que el equipo que estrena técnico, gana.

En el mano a mano, los dos centros delanteros cuentan con la calidad para marcar diferencia en el área. Arietes natos que son capaces de convertir en gol cualquier pelota por aire o tierra.

Por Cruz Azul, Bryan Angulo apunta a repetir en la titularidad y la expectativa goleadora que hay en él, debería de explotar en el Puerto jarocho.

En contraparte, Cristian Menéndez tiene algunos torneos siendo el más contundente de los Tiburones. Su garra y entrega son valores agregados que pueden contribuir a ponerle fin a la malaria que los aqueja desde hace más de un año.

Este juego entre Veracruz y Cruz Azul sin duda tendrá el añadido del morbo por donde se le quiera ver y será un platillo a pedir de boca para el inicio de esta jornada.