El Mañana

domingo, 26 de mayo de 2019

Estado 5 mayo, 2019

Ejecutan a 3 en Reynosa

Tres sujetos son baleados en un bar en Reynosa en donde dos mueren y uno queda lesionado; minutos después ejecutan a otro en esa zona

4200

Por AGENCIA REFORMA

REYNOSA.- Tres sujetos fueron acribillados por un presunto sicario que ingresó a un bar ubicado atrás del edificio de la Procuraduría General de Justicia del Estado, y más tarde en condiciones similares fue asesinado un supuesto narcomenudista en la colonia Reserva Territorial Campestre.

Según los testigos, una camioneta color blanco pick up llegó y se estacionó en la calle, descendió un sujeto de la puerta del copiloto, ingresó y sin decir más sacó una pistola y disparó contra los parroquianos, uno de ellos identificado como el dueño del bar.

Al llegar los policías encontraron a tres sujetos tirados con heridas de bala, uno de ellos sobrevivió; hubo rumores de que el dueño había sido atacado, pero luego se confirmó que él propietario acababa de retirarse.

Entre las víctimas había un hombre adulto que caminaba con muletas.

Aunque las autoridades apenas realizan las diligencias ministeriales de levantamiento de los dos muertos, trascendió que uno estaba vivo aún y fue llevado al Hospital General de inmediato.

Los peritos recabaron en el interior del bar solo casquillos percutidos nueve milímetros

En el bar Bebe y Vete, ubicado en la calle Chihuahua esquina con Saltillo de la colonia Rodríguez, ocurrió el primer ataque, alrededor de las 14:00 horas.

Apenas transcurría media hora y la Policía Ministerial Investigadora fue requerida por el C-4 al reportarse el asesinato de un sujeto en una esquina de la Colonia Reserva Territorial Campestre, a diez minutos del bar Bebe y Vete.

Presuntamente el sujeto asesinado era un narcomenudista de sector.

Fuentes allegadas aseguraron que en la ciudad pueden continuar registrándose este tipo de ataques por la penetración de células delictivas de otras partes del estado, que pretenden desplazar al grupo predominante, Los Metros.

En este caso al igual que en el del narcomenudista, las primeras indagatorias de los policías aseguraban que fueron los mismos sujetos de una camioneta blanca.

Según los informes recabados, la primera línea de investigación que surgió entre los policías fue la negativa al pago de cuotas que exigían los sujetos a nombre de un grupo criminal de Río Bravo.