El Mañana

lunes, 19 de agosto de 2019

Nacional 15 enero, 2019

Testigo: “El Chapo” sobornó al expresidente Peña Nieto con 100 mdd

Testigo de la Corte de EU señala que el ex presidente pedía un pago de 250 millones de dólares

4200

Por MILENIO

CIUDAD DE MÉXICO.- Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera pagó cien millones de dólares al Presidente Enrique Peña Nieto, dijo esta tarde en Nueva York uno de los narcos colombianos más importantes que sirve como testigo en el juicio que se lleva al mexicano.

“¿El señor Guzmán pagó un soborno de 100 millones al Presidente Peña Nieto?”, le preguntó el abogado de “El Chapo”, Jeff Richman, al testigo.

“Sí”, dijo Alex Cifuentes.

Joaquín El Chapo Guzmán sobornó al ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, con al menos 100 millones de dólares, declaró Alex Cifuentes, ex mano derecha del capo sinaloense y que ahora colabora con el gobierno estadunidense.

Jeffrey Lichtman, abogado de El Chapo, preguntó al testigo que si el capo había dado un soborno de 100 millones de dólares, a lo que Cifuentes contestó con un “sí”.

En 2016, Cifuentes dijo a los fiscales que el pago había sido por 250 millones de dólares; sin embargo, hoy, durante el juicio dijo no estar seguro de la cantidad.

Joaquín Guzmán Loera hizo el supuesto pago en octubre de 2012 en la Ciudad de México, cuando Peña Nieto era presidente electo, a través de una mujer identificada como “Comadre María”.

Este día también se dio a conocer que “El Chapo” trató de dar un soborno de 10 millones de dólares a un general mexicano a través de una mujer llamada Andrea Velez, quien dirigía una agencia de modelos en la Ciudad de México y le conseguía “amigas femeninas” al mando, según el testimonio del narco colombiano Alex Cifuentes.

Alan Feuer, quien cubre en la corte el juicio para The New York Times, reportó que Andrea Velez, cuyo trabajo principal era ser asistente personal de Alex Cifuentes, un narco cercano a Guzmán Loera, dirigía también una agencia de modelos en la Ciudad de México.

Al parecer las mujeres que Andrea conseguía debían tener fiestas privadas con el general, quien no fue identificado por Cifuentes en sucomparecencia de este martes ante la Corte de Brooklyn que lleva el caso contra el capo mexicano.

Detalló que “El Chapo” intentó aprovechar esa situación y le pidió a Andrea que le diera al general un soborno de 10 millones de dólares y que, si lo conseguía, ella recibiría un millón.

Según el testigo, el plan falló e incluso “El Chapo” intentó matar a Andrea.

Cifuentes, testigo de la Fiscalía en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en Nueva York afirmó ayer que su entonces jefe ordenó el asesinato de al menos dos personas, aunque ninguno de ellos fue ejecutado.

Entre las personas a las que “El Chapo” quería matar, apuntó Cifuentes, se encontraba Christian Rodríguez, el ingeniero de comunicaciones del capo y de quien descubrió cooperaba con el Gobierno de Estados Unidos.

“¿El acusado le dijo a usted que matara a Christian?”, preguntó la fiscal, a lo que obtuvo un “sí” como respuesta de Cifuentes. Explicó que no pudieron llevar a cabo el asesinato porque no tuvieron éxito localizando al experto en comunicaciones, ya que no sabían su apellido y tampoco consiguieron encontrarlo en Google ni Facebook.

Dijo también que “El Chapo” estaba dispuesto a pagar 50 mil dólares por el asesinato de Juan Bonito, esposo de la sobrina de Cifuentes, porque sospechaba que cooperaba con el Gobierno de Estados Unidos, además de haberle robado dinero.

Asimismo, a preguntas de la fiscalía, el capo colombiano detalló cómo buscaron rutas alternas para llevar la droga a México desde Venezuela.

“Joaquín necesitaba una pista de aterrizaje en la República Dominicana para poder hacer de trampolín para llegar a México desde Venezuela”, dijo, tras lo cual se escuchó una conversación entre Guzmán Loera y Antonio, su contacto en la República Dominicana.

Antonio y otro ciudadano dominicano, identificado como “La serie”, vendían droga para “El Chapo” en Nueva York, tras haberlos conocido en la sierra a finales del 2007. Ahí el capo mexicano habló con ellos, en reuniones separadas, sobre cuánta droga podían vender en la semana, el precio por kilo de la heroína blanca y de la coca.

Detalló que Guzmán Loera comenzó a traficar heroína, cocaína y metanfetaminas a Canadá en 2008. Dijo que al principio “no era constante”, sólo cada ocho o 15 días, y que pasaba por Los Ángeles y Phoenix antes de su destino final, negocio que según el testigo le produjo “decenas de millones de dólares”.

La participación de Alex Cifuentes continúa el día de mañana en la silla de los testigos ,para ser interrogado por la defensa de Guzmán Loera.