El Mañana

lunes, 23 de septiembre de 2019

Laredo Texas 22 mayo, 2019

El juicio por Pico Road se hará hasta el 2020

La planta tratadora tiene graves problemas técnicos, no funciona de manera independiente y jamás ha logrado cumplir con su objetivo, asegura regidor

4200

Por Francisco Díaz

LAREDO, TX.- La firma de abogados contratada por el municipio para la demanda contra las compañías involucradas en la construcción de la planta tratadora Pico Road, informó al cabildo que la audiencia para resolver este caso se programó hasta septiembre del 2020.

“En este tiempo vamos a tratar de mediar para conseguir un arreglo legal que nos convenga y en caso de no lograrlo, nos vamos a corte para resolver la demanda”, dijo el regidor del Distrito 3, Mercurio Martínez III.

La planta inaugurada en marzo del 2015, comenzó a tener problemas técnicos desde el comienzo y jamás ha cumplido con su objetivo.

“Esta planta fue un fraude, no tiene la capacidad que se prometió y no funciona como una planta independiente, sino que es auxiliar de la planta de Jefferson”, afirmó el regidor Alberto Torres Jr.

Agregó que en la construcción de esta planta se invirtieron 98 millones de dólares y en la demanda se espera recuperar gran parte de este dinero.

El gobierno de Laredo demandó a cinco compañías por el pésimo trabajo realizado en la planta, localizada al noroeste de Laredo por el Camino a las Minas.

La demanda número 2018CVF-001299-D2 fue presentada en la Corte de Distrito 111, donde sigue su curso legal.

Las compañías son Western Summit Constructors Inc., McAllen Constructing Inc., Dannenbaum Engineering Company de Laredo y de McAllen, además de Patterson Pump Company.

“En esta demanda estamos pidiendo que nos regresen parte del costo de esta planta porque no cumple con las funciones especificadas y por las que se pagó casi 100 millones de dólares, dinero que le costó a la gente porque se vendieron bonos para hacerla”, mencionó.

Cuando la planta Pico Road se inauguró en marzo del 2015, se informó que su capacidad inicial de tratamiento era de 20 millones de galones de agua por día y gracias a la tecnología con la que supuestamente contaba, se puede ampliar la capacidad hasta 120 millones de galones diarios, algo que resultó falso.

La planta construida en un terreno de 50 acres, cuenta con un sistema que toma el agua directamente del río Bravo mediante tuberías subterráneas.

Tomás Rodríguez, entonces director del sistema de agua municipal, dijo en ese entonces que la planta de 20 millones de galones por día puede extenderse a 30 millones, incrementando la capacidad de la bomba a un costo de 2 millones de dólares.

El proyecto incluyó un tanque de almacenamiento de agua potable de 5 millones de galones y una estación de bombeo capaz de producir 20 millones de galones de agua diarios.

Resaltó que la planta está controlada por un sofisticado programa de monitoreo de datos y está diseñada para satisfacer de manera eficiente las necesidades generadas por el aumento de la población en los siguientes 50 años.

Sin embargo, cuatro años después se van a subir las tarifas de agua y drenaje en la ciudad porque la infraestructura es deficiente y no se pueden autorizar nuevos desarrollos de casas, comercios y bodegas en el norte y noroeste de Laredo.

Rodríguez agregó en marzo del 2015 que se hizo un estudio para calcular la demanda de agua para la ciudad hasta el año 2070 y se determinó que Laredo tendrá unos 600 mil habitantes, es decir, 350 mil más que actualmente.

“Estimamos que para ese entonces el municipio requerirá una producción diaria de 180 millones de galones de agua por día y ya estamos listos para cumplir con esa meta”, aseguró en esa ocasión.

Resaltó que la planta Jefferson tiene capacidad para producir 65 millones de galones de agua por día y la de Pico Road que produce 20 millones, podrá crecer a 120 para totalizar entre las dos 185 millones de galones por día.