El Mañana

domingo, 21 de abril de 2019

Cultura 14 abril, 2019

‘En cultura construimos puentes y no muros’

Nuevo Laredo fue parte del concierto

4200

Por IDALIA ÁLVAREZ

“En cultura construimos puentes y no muros, vivan los dos Laredos”, expresó Yo Yo Ma en su presentación a escasos metros de La Puerta de las Américas (Puente I), la frontera más importante del continente en donde dos pueblos de diferentes naciones conviven como una sola.

El mejor violonchelista del mundo eligió a Laredo y Nuevo Laredo para compartir una serie de presentaciones gratuitas en diferentes sitios públicos dentro de su gira #CultureConnectsUs.

El proyecto Bach’s #CultureConnectsUs tiene como objetivo 36 conciertos, 36 días de acción en seis continentes. Ma emprendió un viaje a través del mundo en agosto del 2018 como embajador de paz, llevando su música y uniendo pueblos a través del arte y la cultura, dejando un sabio mensaje por medio de las notas musicales que por más de 300 años han demostrado cómo la cultura une y motiva a imaginar y construir un mejor futuro.
Yo Yo Ma se dirigió en español sorprendiendo a su público.

“Leeré una frase escrita en la Estatua de la Libertad: Dale a tus cansadas pobres masas, acurrucadas, que anhelan respirar libremente, a los desdichados rechazados de tu orilla repleta de agua; envíame a éstos, a los desamparados perdidos en la tempestad, levanto esta lámpara junto a la puerta dorada.

“He vivido mi vida entre fronteras, entre culturas, disciplinas y entre relaciones, ahora es el momento de hacer una declaración: este país no es un hotel y no está al máximo de su capacidad, siempre buscamos la verdad y la comprensión. En cultura construimos puentes y no muros; el presidente Lincoln dijo un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo; vivan los dos Laredos”, expresó.

Posteriormente comenzó con su interpretación virtuosa, la cual culminó con una creación del catalán Pedro Casals, “Song of the Birds”; refirió que el tema significaba para su autor y para él, libertad, y por ello era una pieza especialmente compartida para los neolaredenses.