El Mañana

sábado, 21 de septiembre de 2019

Nacional 5 septiembre, 2019

Encuentran pesticidas en la orina de 146 menores

La sustancia más recurrente, y también la más peligrosa encontrada en los niños, fue el glifosato

4200

Por Plumas Atómicas

JALISCO.- En Autlán, Jalisco, la Universidad de Guadalajara detectó en muestras de orina de 146 niños, que habían manifestado molestias y padecimientos, residuos de herbicidas.

Un tema que puede estar afectando a muchas personas que viven cerca de cultivos cada vez más dependientes de estas sustancias.

150 kilómetros al suroeste de Guadalajara se encuentra Autlán

Hace tres años, varias madres de familia de una delegación llamada El Mentidero, comenzaron a observar extraños padecimientos en sus hijos.

“Estábamos varias mamás que los niños se quejaban en su casa cuando salían de la escuela con los síntomas que tenían”, indicó Gisela Cisneros, madre de una niña afectada.

A finales de 2018, investigadores de la Universidad de Guadalajara y el Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) detectaron un incremento de enfermedades crónico-degenerativas en la población de El Mentidero.

Para identificar posibles causas, hicieron un estudio químico de la orina de los niños y niñas de preescolar, primaria y secundaria.

Se analizaron a 146 infantes y todos presentaron diferentes herbicidas en su cuerpo. La sustancia más recurrente, y también la más peligrosa encontrada en los niños, fue el glifosato.

El glifosato es un herbicida. Principalmente sirve para el control de hierba como también de arbustos. En niños, puede llegar a generar defecto de desarrollo, principalmente puede llegar a generar náuseas, vómito e irritaciones”, apuntó Brian Rodríguez, investigador de la Universidad de Guadalajara.

Es en la comunidad de El Mentidero y en la telesecundaria Venustiano Carranza, donde el 100% de los niños tienen pesticida en el cuerpo.

Los síntomas inmediatos en niños y niñas han sido más agudos debido a la colindancia con una parcela que es fumigada constantemente.

“Llegábamos en la mañana y rociaban, o a veces llegábamos en la hora de la comida y rociaban”, dijo una niña afectada.

“Un olor como a rata. Estábamos nosotros comiendo y un amigo que estaba a un lado mío y de un primo comenzó a vomitar en su comida y decía que le dolía mucho la panza”, comentó un niño afectado.

“Empezaron las consecuencias: los síntomas del dolor de cabeza, las náuseas”, comentó una niña afectada.

La secretaría de Salud de Jalisco dijo que ya se hace el análisis epidemiológico en “El Mentidero”, cuyos resultados se darán a conocer la próxima semana.

Por su parte, la Universidad de Guadalajara informó que en sus análisis a las muestras de 53 menores de edad encontraron glifosato y una sustancia conocida como 2,4-d, en todas.

Otros dos agroquímicos, molinato y picloram estaban en 17% de las muestras.

“Hemos creado mucha dependencia de estos agroquímicos para asegurar la productividad porque estamos creciendo como población y demandamos muchos alimentos, pero a un costo ambiental muy fuerte y a un costo de salud pública también muy fuerte”, destacó Manuel Martínez, investigador de la UdeG.

El pasado 16 de agosto, el Ayuntamiento de Autlán convocó a los investigadores y a productores agrícolas para plantear soluciones las familias de los menores no fueron convocadas a la reunión, pero acudieron y exigieron una solución.

“Vamos a tratar de meter una actualización dentro del reglamento interno para que ya se les dé una plática principalmente a aquellos que colindan con algunas agencias o delegaciones y, en base a ello, se trabaje en la eliminación de los plaguicidas. Esa es la estrategia que se va a tomar principalmente como municipio”, destacó Walter Méndez, regidor de Autlán.

“Si no se toman medidas, esto va a verse en un aumento, en unos años más, que ningún sistema de salud mexicano o de cualquier otro país del mundo pueda atender”, comentó Humberto González, investigador del Ciesas.