El Mañana de Nuevo Laredo

19 marzo, 2020

Es cuarentena, no ley marcial


La circulación de personas sí está permitida. Las calles de Laredo lucieron ayer semidesiertas.
La circulación de personas sí está permitida. Las calles de Laredo lucieron ayer semidesiertas.


Las personas pueden salir de casa para su trabajo, a su cita médica, a la farmacia, por víveres, pero no a las tiendas de ropa, bares o zonas de reunión

Por FRANCISCO DIAZ


Compartir esta publicación

“El mandato civil en Laredo es para prevenir el Coronavirus o COVID-19, no es ley marcial, es un estado de emergencia. Las personas puede ir a su trabajo, a su cita médica, a la farmacia, por víveres a la abarrotera, pero no a las tiendas de ropa, a los bares, bingos, maquinitas, ligas deportivas, centros recreativos, sitios de diversión, incluso misas o cuestiones de religión, festejos de bodas, piñatas y cumpleaños”.

Joe Baeza, vocero de la Policía de Laredo, agregó que habrá mucha presencia policiaca en la ciudad para vigilar que la gente observe las indicaciones de cerrar negocios que no son de primera necesidad, apremio o de emergencia, como sitios de diversión y reunión social.
La noche del martes 17, el Cabildo laredense dictó ciertas medidas de cuarentena, para que la gente no se reúna en masa y evitar posibles contagios del coronavirus.

“Los más de 100 parques y complejos deportivos públicos, del gobierno de la ciudad, están cerrados, así deben estar los gimnasios que reúnen a más de 50 personas en un lugar cerrado, igual otros sitios de ejercicio”.
“Entendamos que no es una ley marcial, pero si todos obedecemos y actuamos acorde, esta contingencia de pandemia por el coronavirus o COVID-19 pasará más pronto, si se atiende lo mejor posible, causará el menor daño o contagio entre nuestra gente de Laredo”, añadió Baeza.
“Estaremos en un extraordinario y reforzado patrullaje por toda la ciudad, constante, en todo momento, el cierre de emergencia es para evitar los contactos numerosos, evitar que haya reuniones masivas, que no estén abiertos los sitios que no son de primera necesidad”, explicó el detective Baeza.

Este manejo de urgencia no prohíbe ni condiciona funcionamientos de farmacias, citas al médico, asistir al trabajo, acudir a diálisis, cumplir las citas previas de salud, incluso de trabajo o negocios, prestar servicios de reparaciones a casas o negocios, en talleres, pero que sea el mínimo de personas reunidas.
“Que no haya pánico, ni temor, todo esto esperemos que pase pronto, lo que nos queda es que la atendamos lo mejor posible, actuando como es debido en estas ocasiones de emergencia, situaciones especiales”, concluyó el policía.


Compartir esta publicación

Más noticias